sábado 5/12/20

Hércules se compromete a seguir aumentando la plantilla de la Fábrica de Armas en 2016

Tras la desestimación del último recurso de Defensa por parte de los extrabajadores de la Fábrica de Armas, Ramón Mejuto, el máximo responsable de Hércules de Armamento, valora la decisión .

Los exempleados volverán a concentrarse el viernes	patricia g. fraga
Los exempleados volverán a concentrarse el viernes patricia g. fraga

Tras la desestimación del último recurso de Defensa por parte de los extrabajadores de la Fábrica de Armas, Ramón Mejuto, el máximo responsable de Hércules de Armamento, valora la decisión como “un refrendo de lo que en su día dijo Defensa. Ahora se vuelve a ratificar”. El que fuera durante muchos años director de la Fábrica de Armas, y que ahora regresa con el nuevo proyecto de Hércules, explica que ya hay 27 personas directas trabajando. Mejuto señaló que el compromiso adquirido con el Ministerio de Defensa es que a uno de octubre haya un total de 155. “De cara a 2016, queremos incrementar la plantilla”, insistió el directivo.
El personal que trabaja ahora mismo se estaría dedicando a tareas de mantenimiento y “haciendo una labor de captación y de formalización de los preacuerdos que teníamos con diversos socios tecnológicos”, explicó ayer Mejuto en una entrevista radiofónica.
El responsable señaló que, cuando la factoría trabaje a pleno rendimiento, los campos de negocio será “la línea G20 de armamento, sector aeronáutico, automoción, sobre todo en campo militar, otros como dones o aeronáutica”.
Sobre la posible contratación de alguno de los últimos trabajadores despedidos de la Fábrica de Armas en junio de 2013, Mejuto informó de que Hércules de Armamento se habría puesto en contacto con varios de ellos para ofrecerles trabajo. “Alguno pidió que, o entraban todos, o ninguno, y eso es una empresas privada y esto no se puede consentir”, explicó el directivo.
El director de Hércules también quiso lamentar la falta de ayuda por parte de la administración: “no tuvimos ninguna ayuda hasta ahora de ningún tipo, pero ni siquiera anímica”. Señaló que lo único que quiere es “que nos dejen trabajar”

municipal
“En la defensa de la Fábrica de Armas, yo estoy movilizado desde el minuto uno”. Así de contundente se mostró ayer el alcalde, Carlos Negreira, tras ser preguntado sobre su participación en la movilización convocada para el viernes por los extrabajadores de UGT en la factoría, y en la que han solicitado su presencia.
El alcalde recordó que el pasado lunes el Ministerio de Defensa resolvió el recurso presentando por la sección sindical, desestimando esta interpelación. “Esta es la mecánica que hay de un Gobierno de España y de un ministerio que ha convocado un concurso y que toma las decisiones sobre cuál es la empresa encargada del proyecto”, subrayó el regidor. “Tengo que respetar la decisión del ministerio y lo que queremos es que, cuanto antes, se ponga a funcionar ese terreno de la Fábrica de Armas y vuelva a tener actividad económica”, insistió Negreira.
En esta misma línea, subrayó que desde el gobierno local estarán “siempre atentos para que se cumpla el compromiso de que en 2015 se tengamos 150 trabajadores”.

Comentarios