domingo 15.09.2019

Hallado culpable por segunda vez el indigente que mató a otro de una puñalada en Padre Rubinos

La sentencia incluye una atenuante por un trastorno de personalidad
El condenado, en una de las jornadas del juicio que se ha seguido contra él | patricia g. fraga
El condenado, en una de las jornadas del juicio que se ha seguido contra él | patricia g. fraga

El jurado halló por unanimidad al indigente J.M.L.C. de 43 años, culpable de asesinato de otro indigente, este sevillano, al que apuñaló en el corazón el 8 de enero de 2018 en las instalaciones de Padre Rubinos. Sin embargo, el fallo añade una atenuante, por entender que el indigente sufre un trastorno de la personalidad con limitación ligera de su facultades volitivas. El procesado de 43 años, de origen vasco y de iniciales J.M.L.C., ya había sido juzgado y considerado culpable en la misma Audiencia Provincial, pero el juicio se había declarado nulo tras prosperar un recurso que alegaba que los expertos del Sergas no le habían sometido a un examen psiquiátrico en condiciones.

El nuevo informe que se presentó en este juicio coincide con el anterior, realizado por los peritos policiales y diagnostica al acusado un “trastorno límite de la personalidad con rasgos antisociales y paranoides”, la defensa pedía la libre absolución.

El acusado se negó a declarar pero su abogado planteaba que, aunque el informe psiquiátrico confirma el anterior, se hizo un año más tarde, tiempo que pasó en prisión, pautado y medicado. Es decir, que su trastorno, aunque actualmente le afecta de forma leve a su comportamiento, era mucho más grave en enero de 2018, cuando no solo no se medicaba, sino que consumía habitualmente alcohol y cannabis.

El juez todavía debe pronunciar la condena. La fiscalía pedía 17 años de cárcel por un homicidio con alevosía, además de una indemnización de más de 400.000 euros a los familiares de la víctima.

Comentarios