lunes 09.12.2019

Guardias de seguridad privados prestan servicio exterior en Teixeiro

Desde que comenzó la semana, un guardia de seguridad privada comparte el reducido espacio de la garita de entrada del centro penitenciario de Teixeiro con un agente de la Guardia Civil.

empleados de una empresa de seguridad colaboran con guardias civiles en la vigilancia de teixeiro 	quintana
empleados de una empresa de seguridad colaboran con guardias civiles en la vigilancia de teixeiro quintana

Desde que comenzó la semana, un guardia de seguridad privada comparte el reducido espacio de la garita de entrada del centro penitenciario de Teixeiro con un agente de la Guardia Civil. Según apuntó la asociación profesional Unión de Guardias Civiles (UGC), no están sustituyendo a los agentes del Instituto Armado:  “Nos han dicho que están de refuerzo”. En realidad, y según explican desde UGC, el Gobierno central trata de dar salida a los profesionales que ejercían como guardaespaldas en el País Vasco y que han quedado desocupados tras el alto el fuego definitivo de la banda terrorista.

Los guardias civiles cumplen desde siempre con las funciones de seguridad en el perímetro exterior del recinto, así como de persecución de internos en caso de que se den a la fuga (en 2010 frustraron un intento), mientras que los guardias de prisión se ocupan de la gestión desde el interior del centro penitenciario. Ahora, por primera vez, empleados de una empresa privada participan en la seguridad de la prisión.

sin sentido

“No tiene mucho sentido”, denunciaron desde UGC, La asociación profesional sospecha que es un primer paso de la Administración para privatizar el servicio de seguridad en las prisiones y así ir destinando a los agentes de la Guardia Civil a otras labores de vigilancia ciudadana, ahora que los recortes están reduciendo el número de convocatorias de plazas públicas, lo que reduce cada año el número de agentes disponibles.

Esta medida no afecta únicamente a Teixeiro, sino que también ha empezado a implantarse en otros centros penitenciarios del Estado. Esto ha provocado la alarma no solo de las asociaciones profesionales de la Guardia Civil, sino de sindicatos de guaridas de prisión, que también se han posicionado en contra.

Comentarios