jueves 3/12/20

A Grela es la primera zona de la ciudad en estrenar contenedores

La concejala de Medio Ambiente criticó su diseño, que figura en un contrato que heredó de la Marea
El polígono de A Grela comenzó a recibir los nuevos contenedores este mes | pedro puig
El polígono de A Grela comenzó a recibir los nuevos contenedores este mes | pedro puig

Después de años de retraso, los nuevos contenedores de basuras están haciendo acto de presencia en las calles de la ciudad. La Concejalía de Medio Ambiente ha comenzado a instalarlos en el polígono de A Grela este mismo mes. y son fácilmente distinguibles por su color verde oscuro, muy distintos de los tradicionales beige, con los que comparten todavía algunos puntos. En todo caso, los dos comparten la tapa amarilla propia de los inorgánicos. 

El Ayuntamiento llevaba años esperando poder cambiar los viejos recipientes, muy deteriorados. Y la Marea Atlántica comenzó redactar las condiciones para las nuevas concesiones pero, como ocurrió con todos los contratos de la Concejalía de Medio Ambiente, no se pudo licitarlo durante el anterior mandato, como pasó con el de recogida de basura o el de reciclaje. 

Estos últimos siguen realizándose de manera extraordinaria por las concesionarias anteriores, por tratarse de un servicio esencia, pero el Gobierno de Inés Rey formalizó en noviembre del año pasado el lote correspondiente al servicio de contenerización del nuevo contrato de basura por 2,7 millones de euros, que recayó en la Unión Temporal de Empresas (UTE) Valoriza-Plastic Omnium- Arias Infraestructuras. 
Estos contenedores no son del agrado de la actual concejala de Medio ambiente, Esther Fontán, que recordó a principios de año que ella se ha encontrado con los hechos consumados en el caso de los contenedores: “Puedo garantizar que si este contrato lo hubiera hecho este gobierno no serían así estos contenedores. Nos los hemos encontrado así”. 

Poco práctico 
La razón de su rechazo es que considera que su diseño no es práctico: “Una buena noticia es suprimir el horroroso contenedor metálico de papel o también el de vidrio pero si lo hubiéramos hecho nosotros, hubiéramos buscado sistemas para facilitar al ciudadano visualmente y prácticamente el acceso a los contenedores”.

Es muy posible que la implantación de los contenedores en el resto de la ciudad sea más lenta porque la Concejalía de Medio Ambiente pretende cambiar en el centro su ubicación: nuevas isletas en nuevos lugares, lo que va a implicar un cambio muy visible en las calles coruñesas. Ya advirtió en su día que será un proceso largo. “Va a llevar un tiempo porque vamos a reajustar las ubicación de los contenedores”, señaló Fontán, que explicó que el objetivo es favorecer lo que denominó el “aspecto geográfico o zonal”. La concejala insistió en que se trata de un proceso complicado y que, como siempre, no será del gusto de todos.

Comentarios