lunes 09.12.2019

Grandío plantea eliminar líneas de bus para fijar la frecuencia en seis minutos

Aunque todavía no se sabe cuándo se presentará el plan en público, la Concejalía de Movilidad trabaja en un cambio radical del actual mapa de líneas de bus.
 

Viajeros esperan el autobús en la parada de la plaza de Pontevedra	javier alborés
Viajeros esperan el autobús en la parada de la plaza de Pontevedra javier alborés

Aunque todavía no se sabe cuándo se presentará el plan en público, la Concejalía de Movilidad trabaja en un cambio radical del actual mapa de líneas de bus. El responsable del área, Daniel Díaz Grandío, lo confirmó recientemente, al señalar que tiene intención de conseguir que las 23 líneas de las que dispone el transporte público municipal aumenten la frecuencia de paso a cinco o seis minutos. Como la Compañía de Tranvías no va a adquirir más autobuses, eso solo puede conseguirse eliminando la mitad de las líneas. Para Grandío, es la forma de convertir el transporte público en una alternativa mejor que el privado. 
El problema con el que tiene que enfrentarse el concejal del área es que su punto de vista choca frontalmente con el de los vecinos que, a fin de cuentas, son los usuarios del autobús. Grandío es uno de los concejales que más intervenciones tiene en los encuentros “Dillo ti” que se celebran en los barrios, normalmente, respondiendo a vecinos que piden que se alargue una línea de bus hacia su casa. 
Grandío ha advertido más de una vez de que la principal línea de trabajo del Gobierno local en este ámbito “choca co concepto” de alargar una línea, de manera que puedan recorrer sin bajarse del bus una distancia mayor. 
Para el concejal, el mapa de ruta actual tiene un problema “grave e profundo”, que es su baja frecuencia: solo cuatro de las 23 líneas que existen actualmente tiene una frecuencia de paso inferior a quince minutos. 
De hecho, esa una de las principales quejas que en Tranvías tienen que escuchar a los viajeros, que a veces tienen que esperar más de media hora antes de que el autobús llegue a su parada. Para el Ayuntamiento, estas quejas son un síntoma del problema que justifica la reestructuración que están planeando y que, Grandío advierte, pondrá el mapa de rutas “de volta e media”. 

concentración
Es decir, que el mapa que salga de la reestructuración no tendrá nada que ver con el actual. La intención de Grandío es basarse en un modelo radial, que contará con muchas menos líneas: “Como o número de buses vai ser o mesmo, é necesario concentrar esas líneas”.
Se ubicarán en determinados puntos de la ciudad intercambiadores donde se promueva el transbordo efectivo. “E asegure que en cinco seis minutos teña o seguinte bus”, señaló.
 

Comentarios