Sábado 23.03.2019

Grandío admite ante las críticas en Los Rosales que le tienen que dar otra vuelta al plan de transporte

El concejal reconoció en el Dillo Ti del barrio que fue una promesa que la Marea que “non soubo abarcar”

El alcalde anunció un camino seguro a pie al colegio CEIP Emilia Pardo Bazán | pedro puig
El alcalde anunció un camino seguro a pie al colegio CEIP Emilia Pardo Bazán | pedro puig

El concejal de Movilidad Sostenible, Daniel Grandío, asumió ayer que el plan de transporte público se les quedó grande, después de escuchar ayer en el Dillo Ti celebrado en Los Rosales críticas a la mala comunicación de líneas de buses en la zona, lo que les lleva a una situación de aislamiento. En este sentido, el edil reconoció que reestructurar la red de autobuses requerirá más tiempo de lo  previsto y que pretenden trabajarlo con la ciudadanía, pero que en todo caso le darán una vuelta antes de comunicarlo. 

Pide paciencia. A cambio, dice, tendrá un “impacto de moito valor”. Respecto a la sugerencia de crear una línea circular, Grandío señaló que daría mucha cobertura territorial, pero que no sería eficiente ya que alargaría la frecuencia de forma considerable: “Ten a eiva de que ao pasar por moitos lugares, tería que circular por vías de maior capacidade”, que le permitiese ganar tiempo entre parada y parada. 

El concejal recordó que reordenar el transporte público en la ciudad fue una de las promesas de Marea: “Non fomos todo o rápido que quixeramos e non soubemos abarcar un proxecto do calado de reestruturar o tranporte público porque leva máis tempo”. 


Esta fue una de las cuestiones más demandadas por los vecinos de Los Rosales junto con el acceso a los colegios y la inseguridad que se produce en la entrada y salida de los niños, en parte, por las malas prácticas de los padres al volante. En este punto, el alcalde Xulio Ferreiro anunció un camino escolar seguro para el CEIP Emilia Pardo Bazán, que no se limitará solo al asfaltado del entorno, también al reacondicionamento de las calles, a través de acciones como la elevación del paso peatonal existente en la entrada del centro para rebajar la velocidad de los vehículos que acceden, siguiendo así la línea de actuaciones que ya acometieron en el Fernando Wirtz o el Fernández Latorre o los colegios da Sagrada Familia o Zalaeta. “Medidas para que os entornos escolares se convertan en espazos cada vez máis seguros”, indicó Grandío. 

Sin embargo, los afectados destacaron que el problema atañe también a la estrada dos Fortes donde está Calasanz, por lo que el responsable pidió sentido común ya que “non é posible poñer un poli en cada esquina” aunque en esta zona sí lo hay: “É un problema ao que non lle soubemos dar solución” y señaló la importancia de que los tutores de los pequeños se den cuentan de que están capacitados para hacer uso de los accesos seguros a pie. 
Desde San Pedro de Visma, les exigieron el plan de reordenación de tráfico previsto para finales del año pasado donde se incluye cambiarle el sentido a la calle de Río para hacerla de subida. Grandío admitió el retraso y se comprometió a dar una respuesta en las próximas semanas. Soluciones que, añadió, a veces no son del gusto de todos, pero que priorizan a los peatones. Igualmente, aseguró que miraría la reubicación de la parada de bus en la rotonda de la estrada dos Fortes, que está situada actualmente en un descampado.

Comentarios