jueves 22/10/20

El Gobierno sitúa a la ciudad a la cabeza de la okupación en Galicia

El delegado asegura que no es “alarmante” aunque la evolución es “ligeramente ascendente”
Palavea es un barrio con un caso muy notorio de ocupación en la calle de Padre Bustos | PATRICIA G. FRAGA

El gran eco que tienen los casos de okupación en los medios y redes sociales puede hacer pensar al público que se trata de un problema en aumento. Y no lo es. Por lo menos, en Galicia, donde el delegado del Gobierno, Javier Losada, salió ayer para declarar que la situación “no es alarmante” y quiso poner en contexto el fenómeno: de la 80.288 infracciones penales conocidas, 129 fueron ocupaciones ilegales. Es decir, el 0,16%. Pero de estas, 54 tuvieron lugar en la provincia de A Coruña, y la mayoría, en su capital.

Comparado con el resto de España, Galicia parece inmune a este problema. Hubo más de 6.000 en Cataluña, 1.400 en Madrid o 1.500 en Andalucía o incluso 186 en Aragón.

Pero de estas 129 infracciones en Galicia no son todas los típicos casos de okupación, en las que uno o más individuos allanan una casa deshabitada y se instalan en ella. Los datos de la Guardia Civil y, sobre todo, de la Policía Nacional (puesto que se trata de un fenómeno urbano) es de unos cien casos. El delegado del Gobierno reconoce que existe un ligero aumento, comparándolos con los 73 casos registrados en 2016, los 82 de 2017, 100 en 2019 y a fecha de hoy suman 108 casos. Pero en el caso de la Guardia Civil, apenas registró 46 casos en los últimos cinco años. “Los números nos dicen que se ha registrado una evolución ligeramente ascendente en los últimos años”, reconoce.

Nuevo protocolo

En su intervención, realizada después de reunirse con los mandos de la Guardia Civil y la Policía Nacional, Losada descartó la existencia de mafias que se dediquen a alquilar o vender pisos ilegalmente ocupados, pero reconoció que existe intranquilidad entre la población.

“El Gobierno entiende que el contexto social favorece las ocupaciones” y por eso Interior ha puesto en marcha algunas medidas para luchar contra ellas como un nuevo un protocolo de actuación. “Ya no existe segunda o primera vivienda. El concepto es el mismo para ambas, y las fuerzas de seguridad podrán proceder sin necesidad de solicitar medidas judiciales en caso de flagrante delito y proceder así al desalojo”, anunció el delegado.

0,16% DELITOS
cometidos en Galicia durante el año pasado, consistieron en ocupaciones ilegales de viviendas

Pero también impulsa medidas sociales: ya ha invertido 44 millones de euros en políticas de viviendas a través del Ministerio de Transporte, además de ayudas al pago de alquiler.

“Cuando una persona deja de pagar el alquiler eso no es un fenómeno de ocupación, es un fenómeno social”, declaró el delegado del Gobierno. También existe un programa de ayudas para personas objetos de desahucios de hasta 700 al mes para alquiler y 200 euros para suministros básicos durante cinco años o prohibiciones de desahucios durante seis meses.

Comentarios