martes 20.08.2019

El Gobierno municipal ve una “conxura política” tras la denuncia de la cárcel

Xiao Varela considera que la acusación del Partido Popular es “desquiciante” y “desproporcionada”

El alcalde entiende que la denuncia se trata de una estrategia política del PP | pedro puig
El alcalde entiende que la denuncia se trata de una estrategia política del PP | pedro puig

El Gobierno municipal piensa que existe una “conxura política” tras de la investigación por la que está llamada a declarar la concejala de Participación, Claudia Delso, después de que la Fiscalía observase indicios de prevaricación en la cesión de la antigua prisión provincial a Proxecto Cárcere

El concejal de Regeneración Urbana y Derecho a la Vivienda, Xiao Varela, utilizó estos términos para explicar lo que entienden que está sucediendo con este asunto, que comenzó con una denuncia del Partido Popular ante la Fiscalía y que el Ministerio Público trasladó a los juzgados.


Varela también aseguró en un debate en el programa Voces de A Coruña que la denuncia era “desquiciante” y “desproporcionada” y defendió la actuación de Delso y de todo el equipo de gobierno durante el proceso de adjudicación de los usos de la cárcel.

Poco más tarde fue el alcalde, Xulio Ferreiro, quien abordó la cuestión, pero no utilizó el mismo término que el concejal. El regidor explicó que se trata de una “cuestión política” en la que el Partido Popular está “solo” denunciando.

Ferreiro expuso sobre la calificación de “desquiciante” empleada por Xiao Varela que “calquera que lea esa denuncia ve que los frenos no están muy al día en el momento de redactarla, por decirlo de xeito suave”. Además, el alcalde también indicó que “o Partido Popular tenta ir ós xulgados para lograr o que non logra nas urnas”

Respuesta
Las palabras de Xiao Varela y Xulio Ferreiro tuvieron respuesta por parte de la portavoz del Partido Popular, Rosa Gallego, quien aseguró que no existe ningún tipo de conspiración de carácter político y que los hechos que denunciaron están siendo respaldados por el momento tanto por la Fiscalía como por la jueza encargada del caso.

Rosa Gallego señaló que desde el Gobierno municipal está aportando una “visión de victimismo” que no se corresponde con la realidad. La portavoz de la formación popular rechazó que su denuncia se trate de una cuestión sin fundamentos y para argumentar esto se basó en que la jueza “ve indicios” de prevaricación en la actuación de Claudia Delso. De lo contrario, entiende, hubiese sido llamada “como testigo”.


Durante el debate radiofónico en el que estuvieron presentes las tres portavoces de la oposición y Xiao Varela también se abordó la posibilidad de que Claudia Delso abandonase su cargo de concejala en base a lo recogido en el código ético de la Marea.

En este documento se refleja que los cargos electos renunciarán a sus responsabilidades en caso de que sean investigados por diversas razones, entre las que se encuentra la prevaricación. A pesar de que desde la oposición se les recordó este aspecto al representante del equipo de gobierno, desde María Pita se insistió en que no se valora esta posibilidad por el momento.


Xulio Ferreiro explicó ayer que los miembros de la Marea son responsables y en caso de que la jueza dictamine que se incurrió en un acto delictivo, entonces sí que Delso podría abandonar su puesto.


El alcalde no solo entiende que la concejala no tiene motivos para dimitir en estos momentos, sino que también explicó que la llamada a declarar como investigada no supone un problema para que pueda figurar en su lista para las primarias de la Marea.

Para el regidor el asunto de la cárcel “non vai a influir” en la elaboración de su lista, que se conocerá la próxima semana. El último día para presentarla es el domingo 3 de febrero.


Las votaciones que decidirán al candidato de la Marea Atlántica tendrán lugar dos semanas más tarde, entre los días 15 y 17. Hasta el momento Ferreiro es el único miembro de la formación que anunció que presentará una candidatura.

El proceso de primarias de este año de la Marea es diferente al que se llevó hace cuatro años después de que se aprobasen una serie modificaciones internas. Así, los candidatos deben presentar una lista cerrada, que es la que tendrán que votar los militantes del partido.

Comentarios