Miércoles 12.12.2018

El Gobierno local rectifica y enviará a revisión los dos pisos del afín a la Marea

El Gobierno municipal rectifica y planteará al Consello Consultivo la nulidad de la compra de los dos pisos del firmante del manifiesto de la Marea siguiendo lo aprobado en el pleno extraordinario del pasado

Los concejales de la Marea fueron los únicos que se abstuvieron durante el pleno del pasado miércoles| patricia g. fraga
Los concejales de la Marea fueron los únicos que se abstuvieron durante el pleno del pasado miércoles| patricia g. fraga

El Gobierno municipal rectifica y planteará al Consello Consultivo la nulidad de la compra de los dos pisos del firmante del manifiesto de la Marea siguiendo lo aprobado en el pleno extraordinario del pasado miércoles, al que el equipo de gobierno solo planteó llevar uno de estos y otro sobre el que existen dudas de su legalidad.


La postura conjunta demostrada por la oposición en el salón de plenos provocó que al Ayuntamiento no le quedase otro remedio que aceptar su petición y remitir al órgano jurídico autonómico los expedientes de los dos pisos comprados a un afín a la Marea, uno de ellos que figura como local comercial, y en ninguno de los dos casos la superficie útil que se inscribió alcanzaba el mínimo a la hora de presentarlos al proceso de adquisición.

El alcalde, Xulio Ferreiro, anunció ayer esta decisión adoptada por el Ayuntamiento y por ello prevén iniciar el expediente de revisión del piso ubicado en la calle de Santander en la junta de gobierno local que se celebrará dentro de tres días. Este se unirá a los de las calles de Joaquín Martín Martínez, también del afín a la Marea, y Barrera, que fueron llevados a este órgano el pasado miércoles.

Justificación
Uno de los puntos más importantes que queda ahora por resolver es definir las causas de nulidad que se presenten al Consello Consultivo. En el caso del local comercial situado en la calle de Joaquín Martín Martínez, la asesoría jurídica dictaminó que su compra debería ser nula porque no alcanza la altura mínima requerida a las viviendas.
Sin embargo, desde el Partido Popular se denunció que el problema reside en que este no contaba con la superficie útil de 50 metros cuadrados que se solicitaba en las bases, además de otras posibles irregularidades.

Esta misma irregularidad es la que los populares, respaldados por el resto de la oposición, sustentan que se da con el piso de la calle de Santander, y sobre el que la asesoría jurídica municipal solo destacó en su informe que había algunos errores pero que no eran suficientes como para declarar nula esta adquisición.
Así, tanto los acuerdos de la junta de gobierno del pasado miércoles como los de esta semana serán trasladados tanto a los interesados como al resto de formaciones de la corporación municipal.

Entonces se abrirá un período de quince días hábiles para que unos y otros presenten sus alegaciones y los documentos que consideren pertinentes para posteriormente remitir al Consello Consultivo el expediente completo del programa de adquisición de viviendas y los informe propuesta que se elaboren.
Xulio Ferreiro aseguró ayer que esta postura del Gobierno local se produce para defender la “total transparencia” con la que están actuando aunque reconoció que “a cousa se puido facer mellor ou peor” en relación al proceso y admitió que “puido haber erros que a estas alturas son patentes no plano técnico”.
Al órgano jurídico se remitirá el expediente completo del programa incluyendo todos los aspectos “onde haxa unha dúbida”. Este proyecto se puso en marcha alrededor de hace un año y después de que el Gobierno local reservase 1,3 millones de euros apenas gastó la cuarta parte para adquirir seis pisos, tres de los cuales podrían terminar siendo anulados si así lo dictamina el Consello Consultivo.

Este órgano contará con un plazo de un mes a partir de cuando se le remita la documentación para su valoración y exponer una resolución, aunque cabe la posibilidad de que solicite una prórroga si cumplido ese período no finalizó el estudio.

Decepcionado con los okupas
Xulio Ferreiro también hizo referencia al futuro de la Comandancia de Obras y al boicot que los okupas de este espacio llevaron a cabo el sábado pasado sobre un encuentro para hablar del proyecto que el Gobierno local quiere llevar a cabo en este emplazamiento.

La reunión, dirigida por la concejala Claudia Delso y definida por el alcalde como “interesante”, estuvo acompañada por las protestas de los okupas desde el exterior del centro cívico de la Ciudad Vieja.
“Lamento que haxa xente que en vez de sumarse a un traballo colectivo aberto a toda a cidade para traballar prefiran sabotear o traballo dos demais”, explicó el alcalde, quien calificó la actitud de los okupas como “bastante decepcionante”. Además, Ferreiro dijo que desconoce si presentaron alegaciones y solo tiene constancia de algunas de particulares.

Comentarios