• Lunes, 24 de Septiembre de 2018

El Gobierno local reconoce errores en cinco de las seis viviendas adquiridas

El caso de la compras de viviendas para el parque municipal se ha convertido en el mayor escándalo que ha tenido que afrontar el Gobierno de Xulio Ferreiro en los más de tres años que lleva de mandato. Ha sido también el primero

El Gobierno local reconoce errores en cinco de las seis viviendas adquiridas
El concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, durante su comparecencia de ayer
El concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela, durante su comparecencia de ayer

El caso de la compras de viviendas para el parque municipal se ha convertido en el mayor escándalo que ha tenido que afrontar el Gobierno de Xulio Ferreiro en los más de tres años que lleva de mandato. Ha sido también el primero que ha conllevado una dimisión, la de la jefa del Servicio de Rehabilitación y Vivienda y presidenta de la comisión del concurso, después de que se supiera que el Gobierno local pretende declarar nula la compra de cinco de los seis pisos que adquirió mediante concurso público. Preguntado sobre si habrá una dimisión política (la suya) por culpa de este asunto, Varela respondió: “O alcalde ten a miña dimisión nas súas mans cada día, e el o sabe. O meu cargo está a súa disposición”.
El plan de adquisición de vivienda para el parque municipal que la Concejalía de Regeneración Urbanística lleva tiempo siendo un verdadero problema para el Gobierno local. Lo que parecía un plan sencillo, comprar viejos pisos para rehabilitarlos y ofrecerlos a personas con bajos recursos (jóvenes, personas de la tercera edad o individuos en riesgo de exclusión social), se fue complicando poco a poco al ir apareciendo irregularidades.


1 Solo seis ofertas de las diez previstas
Primero, el Ayuntamiento solo aceptó seis de las ofertas, a pesar de que tenía previsto comprar diez viviendas, porque el resto no cumplía los requisitos. Eso significa que gastó solo un 30% de los fondos. Después de que se presupuestasen 1,26 millones de euros para ello, la adquisición de seis viviendas supuso un desembolso de algo más de 382.000 euros. El proyecto fue presentado el mes de mayo del año pasado y hasta cinco meses después no se conocieron las ofertas presentadas.
2 Un primer informe de la asesoría jurídica
La oposición denunció dos de los pisos que se iban a adquirir, uno en la calle de Joaquín Martín Martínez, un cuarto piso por el que se desembolsaron 54.575 euros y que no cumplía los requisitos, y otro en la calle Santander por 91.290 euros (el más caro). Ambos pertenecían a un firmante del manifiesto de la Marea Atlántica. Ante la avalancha mediática, la asesoría jurídica elaboró a petición de Varela un informe en el que analizaba de forma pormenorizada el expediente del concurso y apreciaba “cierta indefinición” en las bases. El Gobierno local lo remitió al Consello Consultivo para que revisara de oficio la adquisición de la vivienda de Joaquín Martín Martínez, así como el de la calle Santander.

3 Se aprecian deficiencias en los dos primeros casos
El Consello Consultivo apreció deficiencias en ambos casos y decidió que la compra del piso de Joaquín Martínez Martínez era nula, porque incumplía el parámetro de altura, que consideraba básico. La propuesta de resolución por el piso de la calle Santander propugnaba la desestimación da nulidad tampoco se cumple el requisito, porque una de sus estancias no da a la vía pública, algo que el Ayuntamiento no consideraba esencial, pero el Consello considera que lo son todas las normas que afecten al concurso.

4 El Gobierno local detecta errores en tres más
El Gobierno municipal convocará una junta de gobierno extraordinaria para anular la autorización de compra del inmueble de Joaquín Martínez Martínez y para elevar la propuesta favorable a la anulación del segundo. Además, el Gobierno local piensa enviar la compra de otro de los pisos, el de la calle de la Barrera, al Consello Consultivo, porque tampoco cumple con el requisito de dar al exterior. Por si fuera poco, el Consello también considera un requisito fundamental que quien presentara la solicitud fuera el propietario registral. Este requisito se había incumplido y subsanado por la comisión en dos ocasiones, pero el Consello considera que el criterio legal prima sobre el técnico. El Ayuntamiento las enviará al Consello para que dictamine también sobre los pisos de las calles de Almirante Mourelle y Fe. Eso dejaría el de Agra de Bregua como único inmueble adquirido en el concurso. “O que demostra que é viable”, apuntó el concejal.

5 La responsabilidad es
de los funcionarios
A la hora de aclarar responsabilidades, Varela señaló a los funcionarios: “É claro que a responsabilidade e funcionarial”. El concejal explicó que si en un primer momento el Ayuntamiento había rechazado que existieran irregularidades de cualquier tipo era porque confiaba en su criterio: “Pero fomos decatándonos de erros no procedimento. Erros serios, tanto na redacción como na comprobación das bases”. Al mismo tiempo, Varela también agradeció su trabajo a los funcionarios municipales: “Non dubido da súa competencia”.

6 Los propietarios deberán reintegrar el dinero
En cuanto a los propietarios cuyas ventas son anuladas, lo que pretende hacer el Ayuntamiento es reintegrarles el piso y que ellos, a su vez, le devuelvan el dinero. Hay que recordar que el propietario de los pisos de Joaquín Martín Martínez y de Santander ya había expresado su intención de presentar una demanda contra el Ayuntamiento si la venta se declara nula y es posible que el resto de los propietarios tomen medidas. Como señaló Varela, los costes de una demanda por daños y perjuicios es cosa de los servicios jurídicos, pero destacó que “todos fueron adquiridos por debajo del precio de mercado”. l