viernes 25/9/20

El Gobierno local recibió 45 ofertas para su programa de adquisición de edificios y viviendas

El Gobierno municipal recibió 45 ofertas dentro de su programa de adquisición tanto de edificios como de viviendas una vez concluido el plazo. Todas las propuestas se produjeron en el tramo final del período habilitado de dos meses para ello.

Xiao Varela es el concejal al frente del área de Urbanismo | patricia g. fraga
Xiao Varela es el concejal al frente del área de Urbanismo | patricia g. fraga

El Gobierno municipal recibió 45 ofertas dentro de su programa de adquisición tanto de edificios como de viviendas una vez concluido el plazo. Todas las propuestas se produjeron en el tramo final del período habilitado de dos meses para ello.
Por el momento no han trascendido más detalles acerca de estas ofertas que los ciudadanos hicieron llegar al Gobierno local en la segunda mitad del plazo fijado, que comenzó el pasado 12 de junio y concluyó el pasado 14 de agosto.
A mediados de este período, el concejal de Regeneración Urbana y Derecho a la Vivienda, Xiao Varela, reconocía que en María Pita sabían que la iniciativa había despertado el interés de algunos ciudadanos, pero todavía no se había concretado ninguna propuesta. “Sei que hai xente que está preguntando, tanto por edificios baleiros como por pisos baleiros. Agora: ofertas non temos ningunha”, admitía a mediados del pasado mes de julio el edil.
Ahora el Ayuntamiento deberá establecer un listado con el cerca de medio centenar de ofertas remitidas y que cumplan los requisitos establecidos, mientras que el resto tendrán un plazo de diez días para subsanar posibles errores tras la apertura de los sobres con las propuestas administrativas. Esto provocó que se posponga, por el momento sin una fecha determinada, la apertura de los sobres económicos con las ofertas.

Expectativas
El presupuesto destinado a este programa por parte del Gobierno local para este año es de 1,26 millones de euros. En María Pita se fijaron como objetivo hacerse con un mínimo de una decena de viviendas y un par de inmuebles para posteriormente rehabilitarlos.
La intención prioritaria para el Ayuntamiento es que los espacios que finalmente formen parte de este programa se destinen a personas que pertenezcan a colectivos que cuentan con mayores dificultades para el acceso a la vivienda.
El plan original establecía dos lotes dentro de una única convocatoria: uno para incorporar viviendas nuevas o usadas listas para entrar a vivir y un segundo para bloques abandonados. Además, se los inmuebles ubicados en la zona del Plan Especial de Protección de Reforma Interior de la Ciudad Vieja y Pescadería (Pepri) tendrán prioridad para acogerse a este programa.
Desde las formaciones de la oposición se criticó esta iniciativa del Gobierno local ya que debería centrar sus esfuerzos en materia de vivienda en otros aspectos y no tanto en la compra de vivienda.
Las ayudas al alquiler o a la rehabilitación son considerados como dos ejes sobre los que debería centrar sus esfuerzos la Marea, mientras que la adquisición de viviendas, entienden el Partido Popular y el Partido Socialista, que debería dejarse a empresas dedicadas a ello.

Comentarios