jueves 24/9/20

Gobierno local y Delegación divergen en la futura pasarela de Pedralonga

El alcalde, Xulio Ferreiro, aseguraba que había mantenido un encuentro con el delegado del Gobierno, Javier Losada, en el que hablaron sobre las obras de Alfonso Molina, y en ella Losada

Los vecinos de Pedralonga llevan años esperando por una pasarela que les proteja del tráfico | pedro puig
Los vecinos de Pedralonga llevan años esperando por una pasarela que les proteja del tráfico | pedro puig

El alcalde, Xulio Ferreiro, aseguraba que había mantenido un encuentro con el delegado del Gobierno, Javier Losada, en el que hablaron sobre las obras de Alfonso Molina, y en ella Losada le transmitió su intención de comenzar “xa” la licitación de las obras de Pedralonga. Sin embargo, fuentes de la Delegación del Gobierno matizaron este dato: será el proyecto de la pasarela de Pedralonga lo que se concluirá en el último trimestre del año, mientras que la tan demorada ampliación no tendrá el proyecto listo hasta principios del que viene.
El Ayuntamiento había solicitado precisamente examinar el proyecto de ampliación de Alfonso Molina, del que tanto el alcalde como el concejal de Regeneración Urbana, Xiao Varela. Este documento fue aprobado definitivamente el 20 de marzo tras años de retrasos y de acuerdos y desacuerdos entre Fomento y el Ayuntamiento, por el ministro de entonces, Íñigo de la Serna, anunció ayer la aprobación definitiva del proyecto de 19,1 millones de euros que permitirá ampliar en un carril en cada sentido la AC-11 entre el tramo que discurre de la AP-9 a la avenida de San Cristóbal. El objetivo es evitar los cruces de coches que provocan siniestros tanto en dirección entrada como salida a la altura del desvío a Pocomaco.
Sin embargo, el Gobierno local sospechaba que no se habían incluido sus alegaciones, por eso había solicitado el documento por escrito. Varela llamó al texto publicado en el BOE “tres páxinas de literatura”. La obra ya estaba acordada en el mandato de Carlos Negreira, pero el Gobierno de la Marea Atlántica pidió una modificación porque consideraban que no se debía ampliar Alfonso Molina, sino integrarlo mejor en el tejido urbano y calmar el tráfico para reducir la contaminación.

Por presentar
Aún así, desde la Delegación del Gobierno, insisten en que dicho proyecto aún debe terminarse, lo que podría explicar por qué nunca se le presentó al Gobierno de la Marea Atlántica. Este pretende repasar todos sus puntos para asegura su cumplimiento. .
La pasarela peatonal es una de las reclamaciones más antiguas de los vecinos de este barrio, y muchas veces ha sido prometida en campaña electoral, pero por el momento no se ha visto materializada. En realidad, las obras en Alfonso Molina constan de tres fases: primero, la plataforma de Pedralonga, que el alcalde considera “a mais urxente por cuestións de seguridade”, puesto que a diario los peatones se arriesgan a ser arrollados cruzando la calzada. La segunda es la ampliación en sí, y la tercera, la regeneración del entorno, una batalla que libró la Marea Atlántica. l

Comentarios