sábado 24.08.2019

El Gobierno local dejó sin utilizar en 2018 el 62% de los fondos para cursos de formación para el empleo

En el presupuesto estaban reservados más de 1,2 millones de euros, de los 
que apenas se utilizaron 479.000
El centro Accede Papagaio es un lugar destino a fomentar el empleo | javier alborés
El centro Accede Papagaio es un lugar destino a fomentar el empleo | javier alborés

A Coruña fue el año pasado la segunda ciudad gallega en la que menos descendió el desempleo, un dato bastante negativo que está acompañado por la baja ejecución de los fondos que el Ayuntamiento había reservado para cursos de formación para el empleo.

El 62% del dinero reservado para este aspecto se quedó sin utilizar durante el ejercicio pasado, en el que la Administración local reservó 1.247.134 euros para estos cursos. De esta cantidad, a final de año se habían utilizado 479.911 euros, apenas un 38%.

El dato perteneciente al año 2018 es peor que el del ejercicio previo a pesar de que el Gobierno municipal contó con el presupuesto aprobado tres meses antes.

En 2018 se utilizaron prácticamente el 50% de los fondos destinados a los cursos de formación para el empleo. En esa ocasión se habían destinado 803.321 euros, de los que se habían empleado al final del ejercicio 400.263 euros. Es decir, se utilizó casi la misma cantidad que en 2018 en poco más de medio año.

El ejercicio pasado hubo un retroceso en la ejecución de los fondos destinados por el Ayuntamiento después de la mejora que se produjo entre 2016 y 2017.

En el primer año completo de la Marea Atlántica al frente del Gobierno municipal la ejecución de estos fondos fue del 78%. En ese caso hubo 400.000 euros, de los que se utilizaron al final del ejercicio 88.420 euros.

Menos de un millón

En total, la cantidad de fondos utilizados para dar formación a los coruñeses para el empleo no alcanzaron el millón de euros (968.594 euros), una cifra que contrasta con las declaraciones del antiguo equipo de gobierno, que señaló la reducción del paro como una de sus prioridades, sobre todo entre los sectores de población en peor situación.

A pesar de que durante el mandato pasado mejoraron los datos de desempleo en la ciudad, A Coruña fue una de las ciudades que peor comportamiento demostró en este sentido.

Así, el año pasado fue la segunda gran ciudad gallega en la que menos descendió el número de personas sin trabajo. El número de parados coruñeses se redujo en poco más de 1.000 en el período interanual entre diciembre de 2017 y el mismo mes de 2018. En el primero de los casos había 17.966 personas sin empleo, mientras que doce meses después quedaban 16.372.

Esta cifra se traduce en una disminución del 6% en el número de desempleados en 2018, un registro solo empeorado por Ourense, con un 3,1%. El sector que registró una mayor variación fue el de los servicios, en el que se enmarcan el comercio y la hostelería, que representan una de las principales fuentes de sustento de las familias coruñesas, y la bajada fue de 715 personas.

Los hosteleros y los comerciantes, que engloban una gran parte del empleo en la ciudad, mostraron su malestar durante el pasado mandato con las actuaciones del Gobierno local.

Entre sus quejas estaban la falta de medidas para fomentar el empleo, la falta de grandes eventos que atraigan visitantes al municipio así como por los problemas puestos para pagar las subvenciones.

Comentarios