jueves 22/10/20

El Gobierno central aprueba de forma definitiva el proyecto de dragado de la ría

Los mariscadores exigen a Mar que acuerde las compensaciones por el paro forzoso de 26 meses
Los bancos marisqueros de Santa Cristina se verán afectados por las obras | pedro puig
Los bancos marisqueros de Santa Cristina se verán afectados por las obras | pedro puig

Tras haber respondido a las últimas alegaciones la semana pasada, el Gobierno aprobó definitivamente ayer el proyecto del dragado de la ría de O Burgo. Se trata del último paso para la licitación de la obra de 48 millones de euros, que por el momento no tiene una fecha prevista. El presidente de la agrupación de mariscadores de a pie, Manuel Baldomir, mostró su satisfacción por esta noticia: “A impresión xeral é boa e esperamos que dunha vez por todas se acorden as compensacións”. 

Sin embargo, esta noticia, que en principio es positiva, ha suscitado la reacción de la Xunta, que expresó su perplejidad porque asegura que el Gobierno le había comunicado la aprobación del proyecto meses atrás  Sin embargo, desde la Delegación del Gobierno recuerdan que hasta la semana anterior no se respondieron las alegaciones, luego la aprobación a la que se referían era inicial, a la espera de la definitiva que se publicó ayer en el Boletín Oficial del estado (BOE). Desde la Delegación insisten en lo que ya dijo el delegado del Gobierno, Javier Losada: “Este será el mandato de la regeneración de la ría”.

Alegaciones 
Muchas de estas alegaciones las presentaron los propios mariscadores. Algunas se estimaron, y otras no. Por ejemplo, la de extracción de marisco, que será imposible hasta que finalicen las obras –26 meses– pero que la Consellería del Mar estimaba que podría realizarse hasta el undécimo mes. Pero ayer mismo la cofradía recibió un comunicado de la Xunta en el que se les notificaba que el trabajo se detendrá nada más licitarse la obra, como quiere el Gobierno central. También se les notificó que se retirará material de uno de los bancos de Santa Cristina, arruinado en un 60% por culpa de la arena acumulada.

Otras alegaciones no se estimaron. Por ejemplo, los mariscadores y la mesa de la ría (que agrupa a los municipios afectados, entre otros) querían poder vigilar las obras para hacer un seguimiento de las posibles consecuencias. “Unha cousa é o que está nun papel e outra o que se fai”, comenta Baldomir. Pero se les notificó que Demarcación de Costas será la encargada de la vigilancia. 

Tampoco están muy contentos con la noticia de que se depositará material dragado sobre otro banco marisquero en Santa Cristina. Temen que ese depósito asfixie al marisco. Pero Demarcación de Costas dice que no hay otra opción y los mariscadores se conforman. Ahora exigen a la Consellería do Mar que acuerde con ellos las compensaciones por la inactividad forzosa a las que les obliga la obra.

Comentarios