Viernes 19.04.2019

La fuga de Ryanair de Vigo afianzará el segundo lugar de Alvedro en Galicia

Los expertos prevén un duro varapalo para Peinador mientras en A Coruña se estrenarán tres rutas

La suma de nuevas frecuencias por parte de Iberia también supondrá una subida de los números  | mónica arcay
La suma de nuevas frecuencias por parte de Iberia también supondrá una subida de los números | mónica arcay

El aeropuerto de Alvedro saldrá beneficiado de manera indirecta con la decisión de la compañía Ryanair de marcharse del aeródromo vigués de Peinador. Aunque ninguna de las rutas se recolocará en A Coruña –algo que tampoco querrían los trabajadores por dudar la “ética” de la aerolínea al implantarse en distintas terminales– el hecho de que el aeropuerto vecino se quede sin varios de sus vuelos implicará que se reduzca el pasaje de manera que se disparará la diferencia entre las dos infraestructuras afianzando la segunda posición de Alvedro en la red aeroportuaria gallega. 

Ni los trabajadores ni los expertos afines al desarrollo de Alvedro quieren beneficiarse de una muy mala noticia para Peinador (Vigo) pero la realidad es que el hecho de que Ryanair deje de operar varios vuelos en el municipio olívico, implicará que dejará de existir esa competencia entre ambas instalaciones por la segunda posición de los aeropuertos gallegos en número de usuarios. Si bien es cierto que A Coruña cerró 2018 alrededor de 100.000 viajeros por encima de Vigo, a lo largo del ejercicio hubo algunos meses en los que Peinador se colocó por delante. Por ello, la fuga de Ryanair implica que la distancia entre ambas infraestructuras ascenderá dando mayor estabilidad a Alvedro. 

“Además de lo que caerán ellos, nosotros vamos a subir mucho”, afirman desde la Sociedad para el Desarrollo del Aeropuerto de Alvedro Vuela más alto, que estima que 2019 se podría cerrar con 1.300.000 pasajeros o incluso más. Y es que al tiempo que no se podrá viajar a Dublín y Londres desde el sur de Galicia, A Coruña incorporará en abril y junio las nuevas conexiones con Bilbao (por partida doble con Volotea y Vueling) y Málaga. Es decir, no solo se ascenderá por la pérdida de fuerza de la competencia sino también por la mayor oferta en la parrilla local. De hecho, aunque TAP Portugal ya ha anunciado que descarta retomar su conexión con Lisboa por el momento, la misma filosofía seguirá en Vigo de manera que esta medida no variará para nada el escenario. 

Desde el comité de empresa de AENA en A Coruña, su presidente, Gustavo García, reconoce que el flujo de pasajeros de una a otra terminal será anecdótico pero es obvio que habrá “más brecha en el pasaje” por la menor conectividad en Vigo. 

En todo caso, los trabajadores “lamentan” lo que le está ocurriendo a los compañeros de Vigo, que pueden ver en riesgo el trabajo y confían en que se alcancen acuerdos con otras compañías porque no ven Peinador como competencia. “Podemos sobrevivir todos pero implantando los distintos destinos donde tengan demanda”, defiende García. 

Respecto a la actitud de Ryanair, que anunció que se marcha porque supuestamente “el Ayuntamiento no ha cumplido con el acuerdo promocional que había prometido”, incide en el rechazo de la plantilla a esa aerolínea. “Hace tiempo nos consultaron y no es una compañía fiable porque tiene una política desleal” en lo que a “ética” se refiere.

“Consiguen prácticamente todo subvencionado, hacen una política de precios imbatible que echa al resto y después extorsionan para que se aumente la subvención”, dice.

Comentarios