viernes 27/11/20

La FUCC demanda un plan para Samaín y Navidad ante la incerteza por las restricciones

Los comerciantes instan al Gobierno local a “no esperar al último momento” y hacer un proyecto para las fiestas
En la avenida de Oza hay escaparates decorados con motivos de Samaín | quintana
En la avenida de Oza hay escaparates decorados con motivos de Samaín | quintana

Los comerciantes de la ciudad demandan la realización de un proyecto para las fiestas de Samaín y Navidad, ya que ante la incertidumbre por las nuevas restricciones, todavía no saben si se podrán desarrollar las actividades previstas. “Pedimos que el Ayuntamiento no espere hasta el último momento para tener un plan”, sostiene el presidente de la Federación Unión Comercial Coruñesa (FUCC), José Luis Boado.

A falta de una semana para el Día de los Difuntos, una tradición en la que los barrios de la ciudad se llenan de disfraces, talleres, luces y actividades que dinamizan  el consumo, el futuro de su celebración está en el aire. “Estamos a la espera de una confirmación, ya que, por ejemplo, no sabemos si podrán llevarse a cabo los pasacalles que estaban previstos”, reconoce Boado. 

Concurso de escaparates
En caso de cancelación, el comercio se volcará en decorar las tiendas para el concurso de escaparates. En Navidad, por otro lado, “se iban a hacer mercadillos navideños, pasacalles, dinamización musical en las calles, Papá Noel, pajes, villancicos, etc”, afirma. Si bien la evolución de la pandemia impide saber con certeza cómo serán estas fiestas, desde la FUCC instan a “solicitar, al menos, un preacuerdo con las empresas adjudicatarias para que, en caso de no hacerse finalmente nada, el Ayuntamiento no tenga que pagar por algo que no se hace”, comenta el presidente de la federación comercial. Pese a todo ello, José Luis Boado reconoce el interés que hay por parte de la Concejalía de Comercio. “Hay que dejar claro que nos están dando muchas facilidades”, dice, al tiempo que añade que “no solo depende de Comercio, ya que también entra en juego Urbanismo, Movilidad y Cultura”. En caso de cancelación, desde la FUCC lo entenderían, ya que “no podemos jugarnos la salud”, concluye Boado.

Comentarios