martes 10.12.2019

El fracaso en la negociación parece abocar a Nostián a la huelga indefinida desde el domingo

Los trabajadores pedirán de nuevo que el Gobierno local rescate la concesión en el pleno de mañana
Los trabajadores, poco antes de la reunión de ayer | Quintana
Los trabajadores, poco antes de la reunión de ayer | Quintana

La planta de reciclaje de Nostián parece abocada a la huelga indefinida programada para el domingo después de que fracasara la reunión de ayer mantenida entre el comité de empresa de Albada (la concesionaria) y la patronal. Los trabajadores salieron indignados de la sala de reuniones después de escuchar la propuesta de la concesionaria: un recorte de 650.000 euros que saldrían directamente de la partida de personal, a lo que hay que afectar que no se eliminaría totalmente el ERTE. Adrián Canosa, delegado de la CIG, fue muy claro: “Isto nos aboca a folga definitivamente. Parece que é irremediable”.

La reunión para la negociación del convenio colectivo (cuya vigencia finaliza el uno de enero, igual que la concesión de Albada) se había celebrado a las cinco de la tarde en las instalaciones de Nostián y los representantes de los trabajadores habían puesto sobre la mesa la propuesta de Albada de marzo de este año, que consistía en una congelación salarial. Entonces se habían negado a ello, porque ya llevaban varios años sin subida de sueldos, pero ahora estaban dispuestos a aceptarlo como mal menor. Pero los representantes de la filiar de Urbaser no: para ellos la situación había cambiado totalmente.

Tras una pausa, regresaron con sus nuevas condiciones, que cogieron por sorpresa a los trabajadores. El presidente del comité de empresa, Julio Maceiras, de UGT; mostró su indignación por la propuesta. “Son 3.500 euros menos al año por barba”, calculó al tiempo que lo tachaba de “atraco planificado”. Por su parte, para Canosa, esta maniobra “confirma que a empresa está nunha actitude de mala fe, de non querer negociar nada no convenio, mais aló de que teñamos a mesa de negociación”. Los trabajadores salieron de la reunión, después de dos horas, totalmente indignados y “preparando todas las armas posibles para el día 8”, en palabras de Maceiras.

El papel del Ayuntamiento

Ahora, el comité de empresa de Albada mira al Ayuntamiento como su única tabla de salvación, pero el Gobierno de Inés Rey parece haberse puesto de perfil. O, como dice Maceiras “el Ayuntamiento está mirando para Algeciras”. La Concejalía de Medio Ambiente asegura estar con los trabajadores y ya anunció que piensa multar a Albada si no recibe la basura del Consorcio de As Mariñas, que gestiona este servicio en el área metropolitana (excepto en Arteixo) como anunció la concesionaria, que asegura que solo está obligada a procesar la basura de A Coruña una vez finalizada la concesión.

Maceiras considera que una multa que puede ser de 1.500 euros es irrisoria para una filial de Urbaser, así que los trabajadores piensan manifestarse mañana   en María Pita, durante la celebración del pleno, para exigir a Inés Rey que tomen medidas.

También lo harán los grupos municipales de la Marea Atlántica y el BNG, que presentarán sendas propuestas. El partido nacionalista pedirá al Gobierno local que rescate la concesión, como figura en el documento de la licitación de 1998, en su capítulo 41. Y eso es exactamente lo que quieren los trabajadores. Señalan que es el deber del Ayuntamiento ofrecer una solución tanto a la empresa como a los trabajadores. De lo contrario, advierten, cuando empiece la huelga la ciudad necesitarán ambientadores.

CIFRAS    

3,5 MILLONES
de euros de pérdidas anuales ha declarado Albada en el último lustro, de ahí que no quiera continuar en las actuales condiciones

39 TRABAJADORES
se verán afectados por el ERTE que la empresa concesionaria aplicará el  1 de enero, el mismo día 
en que termina su concesión

1.500 EUROS
al día es el monto de la multa con la que el Ayuntamiento amenaza a Albada si no recibe la basura del área metropolitana en enero

     

Comentarios