martes 27/10/20

Fomento da luz verde a la ampliación de Alfonso Molina por 19,1 millones de euros

Tras años de retrasos y de acuerdos y desacuerdos entre Fomento y el Ayuntamiento, la ampliación de Alfonso Molina está a un paso menos de hacerse realidad. El ministro de Fomento

Tras años de retrasos y de acuerdos y desacuerdos entre Fomento y el Ayuntamiento, la ampliación de Alfonso Molina está a un paso menos de hacerse realidad. El ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, anunció ayer la aprobación definitiva del proyecto de 19,1 millones de euros que permitirá ampliar en un carril en cada sentido la AC-11 entre el tramo que discurre de la AP-9 a la avenida de San Cristóbal El objetivo es evitar los cruces de coches que provocan siniestros tanto en dirección entrada como salida a la altura del desvío a Pocomaco.
Para solucionar este problema, se desarrollarán nuevas vías de servicio laterales en ambos sentidos, lo que obligará a reordenar los accesos. También será completado el movimiento del enlace de Ponte da Pedra de la AC-14 hacia la AC-10 (hacia el puerto) y de Matogrande al centro.

Sin embargo, que se haya aprobado el proyecto no significa que los desencuentros entre administraciones hayan finalizado. El alcalde, Xulio Ferreiro, confesó haberse enterado de la aprobación por la prensa y desconocer si Fomento introdujo las alegaciones que presentó el municipio el año pasado: “A nós non se nos notificaron as alegacións, así que non sei cál é o contido do proxecto”. La obra ya estaba acordada en el mandato de Carlos Negreira, pero el Gobierno de la Marea Atlántica pidió una modificación por considerar que no se ajustaba a las necesidades de la ciudad: consideraban que no se debía ampliar Alfonso Molina, sino integrarlo mejor en el tejido urbano y calmar el tráfico para reducir la contaminación.
En julio de 2016, con Ana Pastor al frente, se pactaron unas mejoras, pero Fomento dejó pendientes otras que con el cambio de titular en el ministerio no fue posible acordar, así que el Ayuntamiento hizo alegaciones, tanto referentes a las seguridad en las paradas de autobús como para proteger el patrimonio, entre otras puntos. Del término municipal se recibieron un total de 31 alegaciones, de las cuales siete procedían de organismos oficiales y 24 de empresas y particulares.

El alcalde participó ayer un encuentro entre alcaldes del área metropolitana y relacionó ambos hechos: “Isto demostra que o PP anda moi nervioso se anuncia o que faga falta saltándose os protocolos”.
Todavía no se sabe cuándo se licitará la obra, pero Fomento anunció que el proyecto se dividirá en tres contratas distintas, “con el fin de agilizar las obras”: una para la ampliación en sí, otra para la pasarela de Pedralonga y la tercera, para la integración ambiental. “O que agardo é que este proxecto pronto sexa unha obra, un proxecto realizado, e agardo poder velo ao detalle, máis alá das fotos dunha nota de prensa”, urgió Ferreiro.

Comentarios