viernes 4/12/20

Flores respalda a Ana Fernández en la votación sobre el convenio de Cecebre

El gobierno local salió ayer al paso de las críticas que el pasado jueves vertieron los nacionalistas sobre la edil Ana Fernández, a quien acusaron de haber votado a favor de una empresa de su familia en la junta de gobierno que aprobó el convenio sobre la gestión del agua.

El proyecto sobre la gestión del agua fue presentado el martes	patricia g. fraga
El proyecto sobre la gestión del agua fue presentado el martes patricia g. fraga

El gobierno local salió ayer al paso de las críticas que el pasado jueves vertieron los nacionalistas sobre la edil Ana Fernández, a quien acusaron de haber votado a favor de una empresa de su familia en la junta de gobierno que aprobó el convenio sobre la gestión del agua.

El portavoz del ejecutivo municipal, Julio Flores, quiso señalar que “no se ha realizado ninguna modificación ni se ha realizado ningún cambio de criterio con respecto a las concesiones legalmente otorgadas desde hace 14 años, con lo que es perfectamente legal su participación en la mencionada votación”. El concejal puso punto y final así a la discusión iniciada por la edil nacionalistas Ermitas Valencia, quien sugirió que, al haber intereses particulares sobre la mesa, la responsable de Cultura debió haberse abstenido de la votación.

Por su parte, los nacionalistas insisten en pedir explicaciones al alcalde sobre la supuesta incompatibilidad de la concejala, “que simultaneou cargos de concelleira en réxime de adicación exclusiva e membro de consello de administración de sociedades, particularmente de Minicentrales Eléctricas Bouza Vella”, participada en un 60% por la empresa de la responsable de Cultura.

Flores también quiso señalar que con este convenio, firmado esta semana entre la Xunta y el Ayuntamiento, se logra que A Coruña sea la titular del embalse y dictar sus normas de explotación. “Antes pagábamos 600.000 euros por el mantenimiento del embalse, no éramos titulares y acatábamos unas normas de explotación”, recordó.

minicentral y agua

El portavoz municipal también destacó que gracias a este convenio, la explotación del embase es una competencia “única y exclusiva” del Ayuntamiento a través de Emalcsa. Julio Flores recordó que hace 14 años, la Xunta otorgó la concesión de una minicentral que no se llegó a desarrollar “porque prevaleció el interés público del suministro de agua a los ciudadanos sobre el interés privado de la minicentral”. “Es decir, desde hace 14 años no se construyó ninguna minicentral y tras la firma de este convenio seguirá sin construirse, porque se garantiza a través de las normas de explotación de Emalcsa, en las que seguirá prevaleciendo el interés público”, argumentó el portavoz municipal.

Sin embargo, los nacionalistas insisten en que con las obras previstas para canalizar el agua de la mina de Meirama “vai haber outra minicentral máis”. Mantienen que el proyecto presentado por el alcalde “non deixa lugar a dúbidas”.

Flores afirmó que el BNG ha intentado crear una alarma social poniendo en duda la calidad del agua de Meirama. “Una vez más, el BNG muestra una actitud irresponsable al poner en duda los parámetros de calidad del agua, afirmado que ‘podría’ contener arsénico”. El edil valoró que el BNG se opone a una solución que “garantiza el suministro de agua de la ciudad”, apuntó.

También criticó que el BNG estaría poniendo en duda la profesionalidad de los expertos. “Se han realizado más de 250.000 analíticas que avalan la calidad del agua y la previsión es que se mejora a medida que se complete el llenado del lago”, añadió Flores. “El agua de Meirama se enviará a Cecebre en caso de que el nivel de agua embalsada no garantice el suministro de la población y, como es lógico, todo el agua de Cecebre pasa por la planta de la Telva para someterse al tratamiento habitual”, recordó el edil. n

Comentarios