miércoles 28/10/20

Flores relaciona el aumento de los atascos con la recuperación económica

Como cada año, el centro de la ciudad se convierte en el punto en el que convergen miles de conductores dispuestos a volver con el maletero cargado de compras navideñas.

Las colas de acceso a Alfonso Molina son habituales	susy suárez
Las colas de acceso a Alfonso Molina son habituales susy suárez

Como cada año, el centro de la ciudad se convierte en el punto en el que convergen miles de conductores dispuestos a volver con el maletero cargado de compras navideñas. Sin embargo, en esta ocasión el número de atascos ha sido sensiblemente peor, no solo en el centro, sino también en la glorieta que regula el acceso a Marineda City. El teniente de alcalde de Tráfico y seguridad Ciudadana, Julio Flores, reconoció un “incremento importante en la intensidad del tráfico” pero prefirió ser positivo y achacarlo a una incipiente bonanza económica.
“Este año la gente se ha animado a bajar más a la zona centro”, apuntó. Esto significaría un mayor gasto en los comercios de la ciudad y el Ayuntamiento ya esperaba algo así, por eso había abierto al tráfico la calle de Federico Tapia y paralizado temporalmente todas las obras de la ciudad. A pesar de lo cual, se licitaron numerosas obras en el último pleno. “Pero entre licitaciones y y adjudicaciones pasará lo más complicado de las navidades”, aseguró Flores.
Precisamente una de las zonas más afectadas por el tráfico es la plaza de Lugo, hacia donde fluye gran parte del tráfico que transcurre por Federico Tapia. Los vehículos que tratan de acceder al aparcamiento de la plaza se quedan atrapados en las largas colas de acceso y afectan al nudo de la plaza de Ourense.

dispositivo reducido
De lo que está seguro el teniente de alcalde es que las protestas de la Policía Local, que se niegan  a hacer horas extraordinarias hasta que no les abonen los atrasos, no tienen nada que ver con los problemas de tráfico. Y eso, a pesar de que la semana pasada anunció que el dispositivo estará compuesto por 60 agentes mientras que el año pasado anunció un refuerzo de 100.
Este dispositivo de control de tráfico consiste en apostar agentes en las zonas de gran  actividad comercial, donde se concentra la afluencia de personas  y vehículos para las compras navideñas.  Sin embargo, los agentes se niegan a participar en él, como en cualquier otro dispositivo extraordinario, hasta que su sueldos se ajusten a su categoría funcionarial.
Flores reconoció que “su reclamación es absolutamente legítima” pero insistió, como ya hizo en días anteriores, en que les ata la ley de estabilidad presupuestaria. Asegura que la satisfarán cuando puedan.

Comentarios