domingo 17/1/21

El flashmob feminista contra la violación llega a María Pita

Medio centenar de mujeres (aunque entre los bailarines había también niños de corta edad) entonaron ayer en el Obelisco y María Pita el himno contra los carabineros de Chile, que se ha convertido en una canción protesta feminista contra la agresión sexual
Cerca de cincuenta personas participaron en el flashmob, que se realizó en el Obelisco y la plaza de María Pita
Cerca de cincuenta personas participaron en el flashmob, que se realizó en el Obelisco y la plaza de María Pita

Desde el otro lado del mundo, desde Chile, llegó a la ciudad la canción feminista que surgió a raíz de las recientes manifestaciones: “Un violador en tu camino”, que alude a los carabineros de ese país. Más de 50 mujeres (y algunos niños de corta edad), convocadas por la Plataforma Feminista Galega, acudieron al Obelisco para realizar un flashmob, es decir, un grupo de gente se cita a través de las redes sociales en un punto concreto para llevar a cabo alguna acción (normalmente un baile) antes de dispersarse. 

Las manifestantes o “mobers”, por usar el término correcto, se concentraron cerca del palco de la música en los jardines de Méndez Núñez una hora antes de dirigirse al Obelisco, escenario habitual de las manifestaciones feministas (como de muchas otras). Pero una vez realizada, alrededor de las doce y media de la mañana, decidieron espontáneamente dirigirse a la plaza del consistorio, donde volvieron a realizar el mismo baile ante la estatua de María Pita.

Canto y baile 
La coreografía es muy sencilla, para que todo el mundo pueda bailarla, y la letra también: lleva la firma de un colectivo chileno,  Las Tesis. Se formó hace un año y medio con el objetivo de  traducir “tesis de autoras feministas a un formato que llegara a todas las audiencias”.

Así que la canción de Los Cantones incluía muchos conceptos recurrentes en el feminismo, como el del patriarcado, que insiste en que en la sociedad actual la mujer está sometida al hombre: “El patriarcado es un juez que nos juzga por nacer y nuestro castigo es la violencia que ya ves”. Otro punto muy común es considerar que las críticas solo sirven para culpabilizar a la víctima. “Y la culpa no era mía, ni dónde estaba, ni cómo vestía”, reza el estribillo de Las Tesis. 

Sobre este punto, la canción es muy clara: “El violador eres tú”, cantaban las integrantes del 
flashmob, señalando al frente. En la canción, las autoridades reciben duras críticas por no garantizar la seguridad de las mujeres y la condena de los sospechosos: “Son los machos, los jueces, el estado, el presidente. El Estado opresor es un macho violador”. Y añadían que la muerte violenta de una mujer, sea cual sea el caso, es “feminicidio, impunidad para el asesino, es la desaparición, es la violación”.

Mientras cantaban ante el monumento a María Pita,  la estatua de la heroína de la ciudad, con la  lanza en alto y el alférez inglés caído a sus pies, parecía asumir por momentos un nuevo significado, mucho más polémico, pero igualmente combativo y, desde luego, mucho más acorde a los tiempos que corren.

Comentarios