jueves 02.04.2020

Ferreiro presume de impulsar obras en la Ciudad Vieja pese a no tener fecha

El alcalde no ve la paralización que los comerciantes dicen que pone en riesgo la supervivencia de muchos negocios

La calle de Damas es una de las que necesita un mayor presupuesto para el arreglo | patricia g. fraga
La calle de Damas es una de las que necesita un mayor presupuesto para el arreglo | patricia g. fraga

La Ciudad Vieja sigue sin un proyecto de dinamización que reactive la zona, y especialmente los negocios, después de diez meses de peatonalización y aunque vecinos y empresarios no ven actuaciones concretas del Ayuntamiento, el alcalde, Xulio Ferreiro, aseguró ayer que se está trabajando y presumió de impulsar obras de rehabilitación de tres calles, aunque estas estén sin fecha.

El regidor Xulio Ferreiro negó ayer, a preguntas de este medio, que las tareas para animar el casco histórico y sacar un plan específico de dinamización estén paradas aunque dos concejales hayan informado a los actores clave del barrio de que no habrá novedades antes de las elecciones municipales del 26 de mayo. “Estanse facendo actuacións e o que falta é o documento que compendie todo; sacáronse tres obras en tres rúas importantes da Cidade Vella como son Cortaduría, Nuestra Señora del Rosario e Damas”, subrayó el alcalde. 

No obstante, el proyecto de Cortaduría lleva parado desde finales de 2017, cuando la Dirección Xeral de Patrimonio reclamó al Consistorio que hiciera algunos cambios y lo volviera a presentar. 
Respecto a Damas y el Rosario, los dos planes consiguieron el visto bueno con puntualizaciones de la Xunta pero las obras no se realizarán antes de las elecciones, como ya comunicaron los ediles Xiao Varela y Daniel Díaz Grandío, a los comerciantes y residentes, por lo que se desconoce si la promesa de la Marea tendrá continuidad tras los comicios.

Pese a estas cuestiones, en las que Ferreiro no profundizó, afirmó que se están “facendo actividades” en la zona “para dinamizala” y que hay un intercambio de información y peticiones en la mesa de seguimiento. “É unha cuestión de ir pouco a pouco e non tomar medidas apresuradas”, defendió, pese a los cierres y la caída del consumo en la zona.

Comentarios