miércoles 20/1/21

Ferreiro defiende que el concurso de traslados se haga en dos fases por el funcionamiento de la Administración

Asegura que escucharán los casos de los funcionarios afectados por este planteamiento

Los funcionarios piden que se anule la actual convocatoria | quintana
Los funcionarios piden que se anule la actual convocatoria | quintana

El Gobierno municipal defiende que el concurso de traslados para regularizar la situación de algunos funcionarios se llevará a cabo en dos fases para que afecte en la menor medida posible al día a día de la administración pese a las protestas de algunos afectados.

El alcalde, Xulio Ferreiro, defendió que la estructura en dos fases del concurso se planteó con el objetivo de “causar os menos perxuizos posibles ao funcionamento normal da Administración”.

Sin embargo, este planteamiento no fue bien recibido por una parte importante del funcionariado municipal, que consideran que de esta manera se puede ver perjudicada al ofertar en primer lugar las categorías más bajas y sin saber para cuándo quedará la segunda fase.

El regidor minimizó el impacto de la medida municipal y señaló que “numéricamente non son moitos”, aunque anunció que intentarán dar una solución a los “casos puntuais onde afecte negativamente esta estrutura do concurso”, con los que está prevista que haya una reunión esta semana, ya que defiende que hay que “ter en conta” su situación personal.


Ferreiro entiende que el concurso no tiene motivos para no seguir adelante a pesar de las quejas de funcionarios municipales que desde esta semana se encuentran recogiendo firmas para exigir al alcalde que retire la actual convocatoria de concurso de traslados y que se haga una nueva en una única fase, como se hizo hasta el momento.

Sindicatos
El regidor también explicó que las bases de este concurso fueron pactadas con tres de las centrales sindicales que representan a los trabajadores municipales y que ahora están “aplicando esos acordos”.

Hace unos meses, el Gobierno municipal y las centrales sindicales de UGT, CC.OO. y CSIF dieron el visto bueno a las bases de este concurso, mientras que la CIG no se unió al acuerdo y anuncia que las recurrirá.


El malestar de los funcionarios se hizo público esta semana a raíz del conocimiento de una sentencia judicial en la que se decreta la nulidad de los nombramientos de más de 150 empleados que fueron designados a través de la figura de comisión de servicio, pero que ya superaron el tiempo máximo que pueden permanecer en esta situación.

El Ayuntamiento alegó que ya había convocado un concurso para solucionar este asunto, pero desde el juzgado se rechazó esta justificación.

Comentarios