martes 26/1/21

Fermín Encinar abre su mundo interior a través de una colección en María Pita

El que fuera miembro de A Galga recopila sus últimos diez años de pasión artística a través de la muestra 
“Obra última”
El Ayuntamiento acoge la exposición “Obra última” | Pedro puig
El Ayuntamiento acoge la exposición “Obra última” | Pedro puig

Dejar a un lado todo aquello que puede resultar superfluo o pervertir el mensaje para adentrarse en lo que uno de verdad ve y siente no resulta sencillo para todo el mundo y para los que lo consiguen suele ser necesaria la inversión de una gran cantidad de tiempo.

Tras varias decenas de años dedicadas al extenso y complicado arte de la pintura, Fermín Encinar ha logrado llegar a ese punto de desposesión en el que todo lo que no es estrictamente necesario desaparece y nos permite, a los visitantes, adentrarnos un poco más en su ser a través de sus pinturas. A través de una treintena de abstracciones, Encinar lleva al espectador de viaje por los lugares que de algún modo le marcaron, dejándoles ver las pequeñas sutilezas de cada uno de ellos en su extenso mar de colores.

A pesar de constar gran parte de las piezas de un pequeño viaje geográfico, con paradas en lugares como Barcelona, Estambul e incluso algunas zonas de nuestra ciudad, el autor ha buscado también rendir homenaje a alguna de sus grandes inspiraciones, maestros algunos, como Monet o Cezanne.

El artista dedicó mucho tiempo a otro tipo de obras, pero, como si fuera necesario cerrar un círculo, una suerte de ciclo, Encinar retorna a sus orígenes abstractos con estas piezas.

Suponen el resumen su última década de trabajo, basadas en una espiritualidad plasmable en su enorme mundo, y paleta, de colores que dejan entrever esos pequeños elementos figurativos que nos acercan a su visión de su entorno y de los lugares que Encinar ha podido visitar a lo largo de su vida.

Duración 
Para una muestra especial como esta, en la que uno recoge una vuelta a sus orígenes y con la que abre su mundo a la ciudad que lo ha visto crecer como artista, qué mejor que uno de sus lugares fetiches pare exponerla, la sala de exposiciones del palacio municipal de María Pita, ese espacio en el que ya pudo mostrar su arte con anterioridad en un par de ocasiones.

El que fuera miembro de aquella promoción que conformó el grupo A Galga, permitirá a coruñeses y visitantes adentrarse en sus últimos diez años de carrera y lo hará hasta finales del próximo mes de marzo, concretamente hasta el día 29.

En el conjunto de piezas se pueden ver varios formatos distintos, tanto en la forma del lienzo, como en los materiales empleados, pudiendo apreciar así óleos, acrílicos y técnicas mixtas. A través de todo esto, no deja Encinar sin retratar algún espacio icónico de la ciudad, como puede ser Santa Margarita.

Comentarios