domingo 25/10/20

La feria Made in Galicia se centrará este año en el apoyo a los nuevos creadores

La feria Made in Galicia que sustituirá en las casetas de los Jardines de Méndez Núñez a Mostrart a partir del día 16 se reconvertirá este año en un evento para el impulso a los nuevos creadores gallegos.

El certamen resultó todo un éxito el año pasado, cuando se inició la reformulación pedro puig
El certamen resultó todo un éxito el año pasado, cuando se inició la reformulación pedro puig

La feria Made in Galicia que sustituirá en las casetas de los Jardines de Méndez Núñez a Mostrart a partir del día 16 se reconvertirá este año en un evento para el impulso a los nuevos creadores gallegos. Las empresarias promotoras destacan que tendrán más cabida las firmas de jóvenes emprendedores y se reducirá mucho la presencia de marcas ya consolidadas o que trabajan de una forma más tradicional.
Los coruñeses y los turistas tendrán que apurar la primera quincena del mes si quieren adquirir los productos más habituales en la feria de artesanía, porque el evento Made in Galicia que antaño era casi una continuación de la primera modifica por completo su filosofía.
La empresaria coruñesa Claudia Valcárcel, que impulsa la celebración con su socia Natalie Barreira, explica que a la larga el objetivo es que la cita se centre en ser un “market solo de emprendedores”.
“Esto nació hace tres años con la idea de promocionar el producto gallego, fabricado o diseñado aquí pero el año pasado ya me uní y se le dio presencia a los nuevos creadores”, destaca, pues en origen fue Barreira la que sacó adelante el proyecto de la nada.
Sin embargo, la experiencia que ambas han ido adquiriendo en los últimos años como organizadoras de certámenes de lo más variado las ha hecho repensar el concepto hasta que han decidido que son las firmas nuevas las que necesitan un mayor apoyo y un escaparate privilegiado en el centro de A Coruña para darse a conocer.
“Ha cambiado la visión: de ser algo más tradicional pasaremos a ser una pop-up en la calle que cada año traerá nuevas marcas”, subraya Valcárcel.
El año pasado la incorporación de enseñas de autor, de gente joven que trabaja en casa y vende a través de internet o en tiendas efímeras (pop-up), tuvo mucho éxito. Ese favor del público ha hecho que este año “el 70% de las casetas se reserven a los nuevos”.
Está previsto que repitan algunos de los expositores, que convivirán con unos pocos que se quedarán tras la clausura de Mostrart. A pesar de ser enseñas novedosas, algunas ya estarán parcialmente curtidas en este tipo de mercadillos porque se requieren negocios que sean capaces de llenar con su producción un stand y tener suficiente stock para la venta.

Comentarios