martes 16.07.2019

La Feira das Marabillas ya cuenta con el doble de solicitudes que de puestos

La organización tendrá un arduo trabajo de selección pues el plazo para presentar negocios termina este viernes

La organización calcula que la Feira das Marabillas acogió a más de 150.000 visitantes
La organización calcula que la Feira das Marabillas acogió a más de 150.000 visitantes

La Feira das Marabillas de la Ciudad Vieja llega al cuarto de siglo con mucha fuerza, capacidad de desarrollo en el futuro y mucho más tirón que cuando se estrenó. Tanto es así que a casi una semana de que se cierre el plazo de solicitud de un puesto en el ferial la organización ya manejaba prácticamente el doble de peticiones que de espacio disponible. Con independencia del difícil trabajo de criba de los expositores para limitarlos a unos 200, la Asociación de Comerciantes de la Ciudad Vieja (Aceca) continua trabajando para intentar desarrollar alguna actividad novedosa con la que celebrar el 25 aniversario del evento estival.

Los empresarios del casco histórico coruñés dejaron cerrado con el Gobierno municipal de la Marea el acuerdo para la celebración de una nueva edición de la feria medieval y el montaje de la actividad lleva más de un mes centrando la agenda de Aceca, que no se olvida de que este año se cumplen 25 desde que nació la iniciativa de una manera mucho más modesta.

Desde la organización reconocen que ya hace días que la cifra de correos electrónicos demandando el montaje de un puesto sobrepasó el número de paradas disponibles, hasta el punto de doblarlas como ocurre en casi todos los ejercicios. Aún así los comerciantes dedicados a participar en este tipo de mercados todavía pueden mostrar su interés por vender en él hasta este viernes a las 20.00 horas. Será a posteriori cuando los miembros de la junta directiva de la agrupación de la Ciudad Vieja puedan comenzar a revisar las demandas para hacer la selección de propuestas que finalmente formarán parte de esta cita ineludible en el verano de la ciudad, que este año se desarrollará del 23 al 28 de julio.

El presidente de la Asociación de Comerciantes de la Ciudad Vieja, Adolfo López, recuerda que la fiesta se “autofinancia al 100%” desde hace tiempo y que si hay reuniones con el Ayuntamiento es para cuestiones como la cesión del suelo o coordinar las tareas de seguridad y limpieza, que normalmente son reforzadas por el propio colectivo. El 25 aniversario, para el que puede haber sorpresas, coincidirá con el segundo verano con el barrio peatonalizado por lo que se espera que no haya problemas de instalación de los puestos pese a que no se hayan reparado las calles para las que hay plan de reurbanización.

Además, una de las zonas principales estará ubicada en María Pita para que se facilite la conexión con el casco antiguo. Delante del Ayuntamiento habrá artesanos que mostrarán sus oficios y zona infantil. Por contra, no se retomará la cena medieval que se celebraba hasta 2017 y que truncó la Marea el año pasado.

Comentarios