Feijóo destaca el paseo entre O Parrote y O Portiño como ejemplo de sendero merecedor de una bandera azul

La Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac) entregó ayer en A Coruña, en la explanada de las Esclavas, las 109 banderas azules que ha otorgado

Feijóo destaca el paseo entre O Parrote y O Portiño como ejemplo de sendero merecedor de una bandera azul
María García recoge las banderas de manos de José Palacios, Beatriz Mato, Alberto Núñez Feijóo y Xulio Ferreiro | quintana
María García recoge las banderas de manos de José Palacios, Beatriz Mato, Alberto Núñez Feijóo y Xulio Ferreiro | quintana

La Asociación de Educación Ambiental y del Consumidor (Adeac) entregó ayer en A Coruña, en la explanada de las Esclavas, las 109 banderas azules que ha otorgado este año a las playas gallegas repartidas por 34 ayuntamientos. En este menester el vicepresidente de la entidad, José Palacios, estuvo acompañado por el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, que presidió el acto y dejó claro que además de los arenales, para él es un ejemplo a seguir el sendero galardonado que va “dende O Parrote ao Portiño, con 12 kilómetros que fan sentir a especial vinculación co mar” de la ciudad. El representante del Ejecutivo autonómico también destacó la importancia que tiene este patrimonio natural para la atracción de turistas y, por tanto, para la mejora de la economía gallega.

“A sona internacional da costa galega labrouse durante séculos”, afirmó ayer el presidente del Ejecutivo autonómico, Alberto Núñez Feijóo, en el acto de entrega de las banderas azules a las mejores playas y los puertos deportivos de la comunidad.
Con 124 reconocimientos de calidad entre arenales y muelles, así como premios a senderos verdes –de los que Feijóo se fijó especialmente en el que recorre el litoral de la península coruñesa– y centros de desarrollo de la cultura medioambiental, el líder del Gobierno gallego recordó que el ver ondear una bandera azul da una idea de la calidad del agua, el turismo respetuoso, la gratuidad de las playas, la accesibilidad y las “máximas garantías de seguridade” sin necesidad de internet.

Así agradeció el esfuerzo de los 34 municipios –entre los que estaban A Coruña, Arteixo y Oleiros– para conseguir que una de cada cinco playas con este distintivo esté aquí. “Galicia está, en definitiva, a realizar unha aposta colectiva polo crecemento turístico baseado na excelencia: excelencia na atención ao visitante, nas experiencias que se ofrecen e na conservación do medio natural”, comentó.

Un turismo tranquilo
En 2017 se consiguió la visita de cinco millones de turistas a pesar de que no hay tantas facilidades para llegar como ocurre en otros lugares. “A xente ven polo turismo tranquilo e a forma de entender a vida”, remarcó.
Por su parte, la conselleira de Medio Ambiente, Beatriz Mato, destacó antes de la entrega que las playas con reconocimiento son “só una pequena mostra das maravillas naturais da nosa comunidade” y abogó por garantizar la sostenibilidad. El vicepresidente de Adaec, José Palacios, subrayó que A Coruña es la cuarta provincia de España en número de banderas y dio la enhorabuena a la ciudad por haber recuperado la enseña para Oza.

Palacios lamentó las últimas críticas a la entidad e hizo una defensa encendida de la independencia de la misma. También hizo hincapié en la necesidad de contar con una amplia plantilla de socorristas en los arenales.