lunes 26/10/20

La falta de gestión municipal provoca una nueva renuncia a un convenio

La gestión deficiente de los tiempos por parte del Gobierno local ha abocado a la Federación de Comercio de A Coruña a renunciar a su convenio nominativo anual y suspender la tradicional campaña de reparto de vales de compra que se desarrollaba desde hace años por estas fechas.

Miguel Agromayor, flanqueado por Sol Vázquez Abeal y José María Seijas, en un acto de promoción del comercio el año pasado	quintana
Miguel Agromayor, flanqueado por Sol Vázquez Abeal y José María Seijas, en un acto de promoción del comercio el año pasado quintana

La gestión deficiente de los tiempos por parte del Gobierno local ha abocado a la Federación de Comercio de A Coruña a renunciar a su convenio nominativo anual y suspender la tradicional campaña de reparto de vales de compra que se desarrollaba desde hace años por estas fechas. Esta nueva renuncia a la subvención se suma a la anunciada hace unas semanas por la Asociación de Emprendedores y Empresarios de Galicia (Ascega) para desarrollar el evento multidisciplinar InCoruña, que ya se había convertido en un polo de atracción de profesionales de distintos ámbitos a nivel nacional.
La Federación de Comercio provincial remitió estos días un correo electrónico a las organizaciones asociadas de la ciudad y su entorno para comunicarles que este año no podrán contar con los bonos regalo que entregaban a sus clientes para animar el consumo. Según ha podido saber este diario, en el texto la entidad que preside Miguel Agromayor deja entrever que desestima el cobro del convenio por la parálisis y falta de gestión que, dice, existe en el Consistorio. 
La decisión podría no pasar de una anécdota si no fuese porque es la segunda vez que se produce en estos meses aunque con  protagonistas distintos. A principios de septiembre Ascega optaba por un camino similar al renunciar a la ayuda económica para realizar InCoruña a petición de sus asociados tras las tensas relaciones existentes con el Ejecutivo municipal de la Marea. 
Por aquel entonces, el presidente del colectivo, Alfonso Salazar, criticó que el Consistorio estuviese “destruyendo distintas actividades sin ofrecer otras opciones viables para sustituirlas” en el calendario de citas para generar atracción y movimiento en la ciudad.
En el caso de la federación el Ayuntamiento sí llegó a contestar al proyecto –algo que no ocurrió con Ascega– pero lo hizo hace unos días, pese a que la documentación y la idea se le plantearon en el primer semestre del año. 

debería estar en tiendas
Aunque el presidente de la agrupación, Miguel Agromayor, rechaza entrar en demasiadas explicaciones sí reconoce que haber recibido el visto bueno “a finales de octubre deja sin tiempo material para desarrollar la campaña” de los bonos descuento con todas las garantías. 
Habla así de que aún habría que enviar la documentación a la imprenta, repartir las urnas y los vales por los comercios, contactar con un notario y preparar algunos sorteos paralelos que dejarían en una reducida cantidad de días la entrega directa de las papeletas a los consumidores.
La previsión real es que a estas alturas ya comenzasen a entregarse los vales pero al ir con retraso solicitaron más tiempo al Ayuntamiento, que descartó prolongar la actividad más allá del 31 de diciembre porque la partida de gasto está incluida en los presupuestos de 2016. 
“Se ha intentando hacerla por todos los medios pero no puede ser que la campaña vaya a estar cinco o diez días en los comercios”, incide el presidente, que sostiene que para hacerlo mal era mejor no seguir adelante con el proyecto. n

Comentarios