lunes 30/11/20

A Falperra defiende ante Lema su derecho a opinar sobre Santa Lucía

Los comerciantes y vecinos afirman que no quieren robar ninguna competencia sino desmontar una “mentira” de la Marea

Decenas de vecinos y comerciantes anunciaron su intención la semana pasada  | patricia g. fraga
Decenas de vecinos y comerciantes anunciaron su intención la semana pasada | patricia g. fraga

Con la Consellería de Sanidade en un segundo plano, las discusiones sobre la futura ubicación del centro de salud comprometido para el mercado de Santa Lucía no cesan. La Asociación de Vecinos y Comerciantes de A Falperra contestó ayer al concejal del área de Mercados, Alberto Lema, que tienen derecho a opinar sobre el futuro de su barrio aunque al Ayuntamiento le moleste. La intención de encargar un proyecto alternativo al del arquitecto Manuel Gallego Jorreto que sí compatibilice el equipamiento sanitario con la plaza de abastos es invalidar el discurso del Consistorio.
“O Lema no entiende nada o quiere enredar: no se trata de buscar competencias, que ya sabemos que no lo podemos hacer, se trata de ser didáctico”, comentó ayer el presidente de la Asociación de Vecinos y Comerciantes de A Falperra, Antonio Deus, tras la advertencia del concejal del ramo Alberto Lema de que el Ayuntamiento es el único que tiene competencias en la planificación urbanística. 
Después de que el edil diese a entender que ni siquiera contemplarán las ideas que puedan surgir en el plan encargado en el barrio a un grupo de arquitectos, Deus incidió en que solo pretenden “desmontar la mentira de que no se puede hacer el mercado y el centro de salud”.
Para una parte mayoritaria de los distintos actores del entorno ambos usos son compatibles y todavía queda margen de reservar otros espacios para abrir un centro cívico del que también carece esta céntrica zona de A Coruña. 
Respecto a la falta de competencias, el representante defendió que tanto los residentes como los empresarios tienen derecho a opinar y que enviarán el documento a quien consideren oportuno aunque no tengan la potestad de llevar a buen puerto el criterio popular. 
“Cuando los políticos son incompetentes, los vecinos se ven obligados a demostrar que en un edificio de 5.000 metros cuadrados caben un mercado y un centro de salud; frente a políticos incompetentes se colocan vecinos competentes”, resumió el discurso que toma fuerza en A Falperra. 
“Moito Dillo Ti e logo tense que facer o que digo eu”, ironizó. Al tiempo pidió que, de hacerse un proyecto solo con el mercado, este vuelva a sacarse a concurso y no se le encargue directamente a Gallego Jorreto. Al hilo de esta cuestión arrojó ciertas dudas sobre la razón por la que, supuestamente, el contrato ya contemplaba la redacción de una versión de la reforma sin centro sanitario.

Crítica a dos bandas
En un debate que ya cuenta con mucho recorrido entró ayer la formación Ciudadanos A Coruña para denunciar “la guerra de niños pequeños existente entre Marea Atlántica y PP” al respecto del centro de salud, ahora ubicado en Federico Tapia. 
“De seguir en esta guerra política durante mucho tiempo, el proyecto del nuevo centro de salud quedara en un cajón”, lamentó el portavoz, Miguel Ángel Rosende, que consideró que la gente está cansada de la situación.

Comentarios