Martes 11.12.2018

La Fábrica de Tabacos, hoy sede de justicia

Se van a cumplir doce años del cierre de la extinta Fábrica de Tabacos que tiene su origen en la instalación de los Correos Marítimos en 1764. Cuando A Coruña queda autorizada en el tráfico comercial con los puertos americanos.

El Ideal Gallego-2014-11-16-016-b373037b
El Ideal Gallego-2014-11-16-016-b373037b

Se van a cumplir doce años del cierre de la extinta Fábrica de Tabacos que tiene su origen en la instalación de los Correos Marítimos en 1764. Cuando A Coruña queda autorizada en el tráfico comercial con los puertos americanos. Al pasar estos a Ferrol en 1802, queda el almacén vacío y en 1808, una real cédula autoriza la instalación en aquel lugar de la Real Fábrica de Tabacos, llevando a cabo una profunda reforma del edificio allí levantado, al igual que hoy acontece para dejarlo en condiciones de albergar a la sede de Justicia.
No obstante el edificio conservará en su seno las gradas en donde se reparaban los navíos de la “Carrera de Indias”, en cuya actuación de las nuevas obras a realizar se puso énfasis para su custodio y puesta en valor arqueológico. Al igual que en su momento hizo el arquitecto director de la obra Fernando Domínguez Romay.

comienzos
Esta industria manufacturera se pone en marcha en 1808 y lo hace con 400 operarias, alcanzando en 1834, las 3.000 y en 1890 esta Real Fábrica, alcanza su punto más alto de empleo, con 4.000 operarias en los diferentes trabajos de elaboración y funcionamiento de la fábrica, siendo la cifra más elevada de su historia.
Las obras para poner a punto este almacén de los Correos Marítimos, recaen en el arquitecto Fernando Domínguez Romay, iniciándose las mismas en 1802 para que el antiguo Arsenal de la Palloza, acoja a la industria fabril, compensando de este modo la pérdida en la ciudad de los Correos Marítimos. Albergando en 1809 durante la Guerra de la Independencia a las tropas de ocupación francesas, que instalan allí su cuartel general, pasando las oficinas de la fábrica a la calle de Santa Catalina n° 3. Produciéndose la primera ampliación de la factoría en 1829.

galera
La fábrica también haría de galera de reclusas desde 1853 hasta que en 1862 se trasladan al antiguo hospital del Buen Suceso, para pasar posteriormente a la casa que había sido de Domingo Pola, situada en la calle del Socorro (hoy Juan Canalejo)
Sin olvidar que los disturbios más graves que sufrió la fábrica fue en 1858, año en que es visitada por la Reina Isabel II, cuando las cigarreras acaban destruyendo la moderna maquinaria adquirida a fin de mejorar la producción, que es arrojada por las ventanas al mar que por entonces llegaba hasta la misma fábrica.
La Fábrica de Tabacos viene a constituir el símbolo de la sociedad industrial coruñesa, no en vano doña Emilia Pardo Bazán, se inspira en esta fábrica para escribir su famosa novela “La Tribuna” en el año 1883 y cuyo personaje principal era una cigarrera, conocida como “Amparo”. Su desarrollo desde entonces sufrirá numerosos avatares por cuestiones políticas y de Estado.

ampliación
La última ampliación de la Fábrica de Tabacos, se lleva a efecto el 27 de mayo de 1908, al solicitar la reforma del edificio, de modo que en 1910, en la sesión plenaria del 22 de junio, se da cuenta del expediente para el señalamiento, línea, colocación del zócalo y verja de la fábrica de tabacos, así como de la rasante que ha de cerrar el frente de la nueva fachada principal de la fábrica, que da justo a la plaza que conforma la que hoy conocemos como el relleno de la Palloza, siendo la antigua fachada principal, el lateral derecho del dicho edificio, en donde se conservan los antiguos portones de los Correos Marítimos y encima se lee “Fábrica de Tabacos”.  
En 1999 se fusiona con otra empresa tabaquera de origen francés, dando lugar a la razón social “Altadis” la cual acuerda el cierre definitivo de la Fábrica de Tabacos de la Coruña el mes de diciembre del 2002, después de permanecer en el solar de la Palloza, por espacio de 200 años como factoría industrial, siendo parte de su edificación del año 1764, permaneciendo cerrada desde dicho mes de diciembre del 2002 hasta el mes de octubre del 2014 en que se inician las obras de lo que en un futuro próximo será un edificio renovado destinado a otro cometido, la Sede de Justicia. Quedando todavía 3.000 metros cuadrados para alojar en él al Archivo Histórico Municipal, si así se estima.