viernes 4/12/20

Dos estrellas Michelin aprenden en A Coruña a cocinar a ciegas con la ONCE

Dos cocineros con una estrella Michelin cada uno, Beatriz Sotelo y Luis Veira, han aprendido hoy a cocinar a ciegas con dos invidentes de la ONCE.

Dos cocineros con una estrella Michelin cada uno, Beatriz Sotelo y Luis Veira, han aprendido hoy a cocinar a ciegas con dos invidentes de la ONCE.
La segunda jornada de Degustta InCoruña se ha celebrado este sábado en la plaza de Lugo con varias iniciativas muy especiales que han atraído a numeroso público en la última planta de este mercado de abastos.
El taller estrella, Cocina a Ciegas con la ONCE, duró dos horas y contó con Beatriz Sotelo, jefa de cocina en La Estación de Cambre, y Luis Veira, propietario y chef en Árbore da Veira, ambos galardonados con la Estrella Michelin.
Sotelo se ha mostrado entusiasmada con esta "novedosa iniciativa" que le sirve para "valorar lo que hace la gente con discapacidad", aunque habla de su dificultad, pues aunque es "capaz de quitarle las espinas a un pescado con los ojos cerrados" no puede saber "si una patata ya está frita", por lo que es "alumna por un día".
Veira ha dicho que está "encantado" de que lo utilicen como "conejillo de indias" y de poner "sus manos al servicio de los que no ven" para darse cuenta de "cómo viven".
Ha explicado que en realidad los especialistas cocinan "todo a ciegas", puesto que "para cocinar un plato primero lo tienes que ver en tu mente", un ejercicio que realiza de manera habitual.
La iniciativa llega de Laura Salvador, una profesora de la ONCE que ha comentado, en declaraciones a EFE, que deseaba que los cocineros pudiesen experimentar cómo cocinan los invidentes.
Como profesoras han actuado Mariluz Sánchez y Montse Quintela que han preparado una merluza rebozada y una tortilla de patatas, respectivamente, antes de pasar a unos espaguetis con salsa de verduras y bolognesa.
Todos han estado en igualdad de condiciones, pues los dos jefes de cocina se han vendado los ojos para realizar unos platos que han dejado satisfechos a todos los que han tenido la suerte de probarlos.
Montse Quintela, que ha elegido su especialidad para hoy, ha reconocido que "impone un poco cocinar con dos personas de este nivel", aunque todo se iguala porque nadie puede ver.
A ella, igual que a su compañera, le gusta mucho cocinar, algo que aprendió cuando todavía podía ver, y comenta que comprueba el estado de sus platos por la textura, el olfato e incluso el oído.
Mariluz Sánchez conoció los secretos de la cocina después de tener un hijo pequeño y, en su caso, prefiere los cocidos a los fritos, aunque subraya que al final "todo es querer" a pesar de los inconvenientes que existan.
A lo largo del día se han realizado otros talleres, uno de elaboración de queso fresco con Cortes de Muar, uno para hacer gintonics dirigido por los barman de Beefeater y Plymouth y otro de cocina para "singles" para los que no salen "del filete a la plancha o la pizza precocinada".

Comentarios