sábado 24/10/20

La estancia de un coche en el depósito municipal es de las más caras del país

Cuando un conductor acude a buscar su coche y descubre que no está donde lo había aparcado, pueden haber ocurrido dos cosas: que lo hayan robado o que se lo haya llevado la grúa municipal. 

En el deposito de O Martinete los coches permanecen simplemente alineados al aire libre, sin protección frente a los elementos | quintana
En el deposito de O Martinete los coches permanecen simplemente alineados al aire libre, sin protección frente a los elementos | quintana

Cuando un conductor acude a buscar su coche y descubre que no está donde lo había aparcado, pueden haber ocurrido dos cosas: que lo hayan robado o que se lo haya llevado la grúa municipal. Dado que el año pasado fueron robados 141 vehículos en la ciudad, y la grúa retiró 5.137, el primer supuesto es mucho más improbable que el segundo. Pero aunque el propietario pueda sentir cierto alivio porque su vehículo esté a salvo en el depósito municipal de O Martinete, es mejor que no se demore demasiado en recogerlo: Automovilistas Europeos Asociados (AEA) denuncia que A Coruña tiene una de las tasas de estancia más caras de todo el país, por la que el propietario tiene que abonar 31 euros al día.
De hecho, de todas las capitales de provincia, solo San Sebastián supera esa suma, con 33,02 euros por día. El presidente de AEA, Mario Arnaldo, reconoció que les sorprendió lo exagerado de la tasa cuando realizaron la tabla: “Nos ha llamado la atención que los costes estén tan disparados. No tienen sentido y no sabemos a qué puede deberse”.
Ninguna de las otras tres capitales de provincia gallega se acerca siguiera a las cifras de A Coruña. Pontevedra es la segunda más alta, con solo 15 euros, mientras que en el caso de Lugo es de 9,50 euros y en el de Ourense, la más baja, el infractor solo tiene que abonar 8,5 euros al día. Los precios son más altos incluso que en ciudades como Barcelona (19,86 euros) y Madrid (19,20 euros).
 

Una alta tasa de retirada
Otro caso distinto es la tasa de retirada del vehículo. “A Coruña se encuentra en el tramo alto de la tabla, pero es verdad que ya no es tan exagerado”, comenta Arnaldo. La de A Coruña es de 98,87 euros, mientras que la más alta de Galicia es la de Pontevedra, con 115 euros. “No existe una razón objetiva para estas oscilaciones de precios”, asegura el presidente de AEA, que recuerda que el pago del servicio de la grúa no debe suponer ningún beneficio, sino tan solo cubrir el coste.
Por otro lado, las instalaciones de O Martinete no ofrecen ningún servicio especial que justifique el gasto, como el mantenimiento de los coches allí almacenados. Es más, la mayoría ni siquiera están a cubierto, sino que permanecen a merced de los elementos en un patio descubierto.
En el lado positivo, cada vez son menos los vehículos que la grúa se lleva al depósito. En los últimos años, la tendencia ha sido descendente, pasando de 8.000 vehículos en 2013 a 7.432 en 2014, a 5.744 en 2015 y llegando a los 5.317 del año pasado. La razón más habitual son las infracciones de tráfico (4.734) y las que más han bajado, junto con las infracciones de la ORA (49), son los inmovilizados por no estar el conductor en condiciones de circular (529).
Aviso obligatorio
Se da la casualidad de que el mes de agosto es uno en los que más activos se muestra la grúa, así que más de un coruñés de los que no suelen conducir en vacaciones puede llevarse un susto si no ha aparcado el coche en el lugar adecuado. Arnaldo recuerda que las autoridades tienen la obligación de alertar al afectado (artículo 105 de la Ley de Tráfico) de que su vehículo está en O Martinete.
“Porque si no, con ese precio va a tener que pedir un crédito para pagarlo”, comenta. Pero si no ha sido apercibido, entonces el infractor solo tiene que pagar las primeras 24 horas, sin importar el tiempo que haya transcurrido.

Comentarios