lunes 3/8/20

El esqueleto de un edificio en la Sagrada Familia se convierte en un espacio de consumo de drogas

Los vecinos alertan de que genera otros problemas como la presencia de ratas o mosquitos por el agua estancada

El agua estancada es uno de los aspectos que genera problemas según los vecinos | javier alborés
El agua estancada es uno de los aspectos que genera problemas según los vecinos | javier alborés

El esqueleto de un edificio entre las calles de Nuestra Señora de Fátima, Cardenal Cisneros y Maravillas se ha convertido en un espacio utilizado para el consumo de drogas y que también es un foco de insalubridad por la presencia de ratas o los inconvenientes derivados del agua estancada tras las lluvias.


Vecinos de esta zona señalan que han transmitido esta situación en varias ocasiones a la policía sin que se haya puesto remedio, por lo que reclaman una solución.

“Tenemos una obra abandonada que no genera nada más que problemas. Tenemos ratas, mosquitos en invierno cuando se llena de aguas estancadas, no entendemos qué es lo que pasa”, explican.


“Confluyo con ellos por el patio de manzanas de mi casa y tengo fotos de yonquis inyectándose droga como si fuesen los años 80”, detalla una de las vecinas de este lugar, cuyo edificio es en la calle de Cardenal Cisneros pero su vivienda da hacia el lugar abandonado, y que explica que esta situación es una constante desde hace tiempo sin que vean que se resuelva.


Los inconvenientes generados por este espacio son un aspecto negativo dentro de lo que los vecinos entienden como una tendencia dentro de la Sagrada Familia. “Es un barrio que se ha ido deteriorando con los años cada vez más”, lamentan sin ver que se establezcan medidas para revertir esta situación.


La concejala encargada de Seguridad Ciudadana, Rocío Fraga, asegura que ya se llevaron a cabo algunas actuaciones en este lugar, pero que las competencias de la Policía Local en torno a aspectos relacionados con las drogas están limitadas por el reparto de responsabilidades con la Policía Nacional.

Estos trabajos son insuficientes a la vista de que continúan produciéndose quejas por parte de los residentes de este punto de la ciudad, que ven como un lugar que lleva abandonado desde hace bastantes años es un foco de problemas.

Particularidad
Una de las particularidades de esta situación es que se trata de un espacio privado del cual sus propietarios se desentendieron del mantenimiento una vez que el edificio que se estaba empezando a construir no se pudo culminar por la crisis. 


Este no es el único caso en la ciudad aunque sí uno de los más importantes por los problemas que ha ocasionado. “Efectivamente é un problema importante nesta cidade. O tema dos esqueletos, tamén o dos solares inedificados que xeran problemas, é moi específico. Cando chegamos atopamos que había 16 casos que non se adaptaban ó plan vixente pero que non foran arrancados os expedientes para repor a legalidade”, explica Xiao Varela, concejal de Regeneración Urbana y Derecho a la Vivienda.


El edil lamenta que los expedientes para legalizar la situación de estas propiedades no comenzasen antes debido a que se prolongan durante años.


“Son procesos bastante longos, nalgún caso están os bancos detrás, noutros non. Son situaciones bastante complexas e con procesos garantistas para os propietarios”, explica el concejal, que detalla que este esqueleto es uno de los que están bajo la actuación municipal desde hace algún tiempo. “Estamos sobre o asunto e os pasos os vamos dando”, indica el edil.

Comentarios