sábado 24/10/20

Una escala cuádruple de cruceros trae a la ciudad a unos 5.500 viajeros

A Coruña vivió ayer un hito que pocas veces se produce. La ciudad recibió a cuatro transatlánticos cuyos pasajeros y tripulaciones, unos 5.500, pasaron buena parte de la jornada haciendo compras y conociendo algunos de los monumentos más emblemáticos del municipio tales como la Torre de Hércules.

Los buques “Azura”, “La Boreal”, “Saga sapphire” e “Serenissima” amarraron en los muelles durante buena parte del día | patricia g. fraga
Los buques “Azura”, “La Boreal”, “Saga sapphire” e “Serenissima” amarraron en los muelles durante buena parte del día | patricia g. fraga

A Coruña vivió ayer un hito que pocas veces se produce. La ciudad recibió a cuatro transatlánticos cuyos pasajeros y tripulaciones, unos 5.500, pasaron buena parte de la jornada haciendo compras y conociendo algunos de los monumentos más emblemáticos del municipio tales como la Torre de Hércules.

Son pocas las urbes que pueden disfrutar de formar parte del itinerario de varios buques durante el mismo día pero las consignatarias del puerto coruñés lograron otro de los momentos históricos de este 2017 a nivel de turismo marítimo. En el muelle de transtlánticos atracó, imponente, el “Azura”. Este barco propiedad de la naviera P&O –una de las que más apuesta por la ciudad– llegó con 3.000 pasajeros y una plantilla de 1.100 trabajadores.

Gracias a que su viaje era de regreso al puerto de origen, los clientes se animaron a gastar algo más de lo que suele ser habitual cuando se hace el sentido contrario en tiendas y bares.

El “Azura” compartió espacio con el “Serenissima”, una embarcación de Premier Cruises con un espacio reducido y bastante lujo. El “Le Boreal” y el “Saga Sapphire”, con 264 y 720 pasajeros respectivamente, se distribuyeron entre los céntricos muelles de Batería y el Calvo Sotelo Sur.

Un sector “estratégico”
El de ayer fue solo uno de los atraques de este mes de mayo, en el que se concentrarán gran parte de las llegadas previstas para 2017. De hecho, junto con septiembre es uno de los meses fuertes para las navieras, que funcionan con las temporadas de verano (mayo) e invierno (septiembre) de forma muy marcada.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Enrique Losada, aprovechó para recordar que el sector de los cruceros es “estratégico” para la institución que preside por que “impacto positivo” que genera en A Coruña a nivel económico y de promoción como destino.

El Puerto también acaba de dar a conocer las escalas programadas para julio que ascienden a siete gracias a las cuales arribarán a tierra 5.314 visitantes.

Comentarios