Miércoles 14.11.2018

Encarnación Pisonero | “En estos tiempos avanza solo lo negativo y debe aflorar más la inocencia”

La poeta Encarnación Pisonero llega hoy a la librería Berbiriana (19.00 horas) para mostrar su última obra, “Los niños amargo caramelo”, con el que denuncia la “perversión del espíritu humano y todo lo que conlleva”.

La autora estará esta tarde en la librería Berbiriana
La autora estará esta tarde en la librería Berbiriana

La poeta Encarnación Pisonero llega hoy a la librería Berbiriana (19.00 horas) para mostrar su última obra, “Los niños amargo caramelo”, con el que denuncia la “perversión del espíritu humano y todo lo que conlleva”. La autora vallisoletana, que ha publicado diez poemarios –entre ellos “A los pies del sicomoro”, “El prisma en la mirada”, “La estrella de anís” o “Permiso para embalsamar”–, asegura que es impresdindible dejarse llevar, en ocasiones, por los niños que llevamos dentro. Los niños amargo caramelo, apunta, serían los poetas auténticos y/o los limpios de corazón, es decir, los que gozan con la entrega y están dispuestos a ser eternamente niños, porque la niñez es el reino en el que nadie muere. 

¿De qué trata su poemario? 
Es una obra de denuncia y de justicia social, en un mundo en que impera la corrupción y las perversión del lenguaje. Los niños amargo caramelo son limpios de corazón y tienen una doble cruz, su generosidad y su culpa, porque todos tenemos algo de culpa dentro.
 
Vivimos tiempos de corrupción y escándalos,  últimamente con dimisiones hasta de ministros. ¿Algo está cambiando? 
Son tiempos difíciles y precisamente con esta obra pretendo despertar la conciencia de quien la lea. Está dedicada a todos los que luchan contra la injusticia y con la esperanza de que un mundo mejor es posible si todos arrimamos el hombro.

¿Nos preocupamos demasiado por ser adultos y olvidamos nuestros niños interiores? 
Esa es otra cuestión. Dentro de cada uno existe el bien y el mal y en la actualidad está avanzando mucho el mal, lo negativo, algo que se puede ver día a día: la sociedad no cuidando la naturaleza, sin prestar a atención a quien no tiene para comer, etc. Es necesario dejar aflorar la inocencia y sacar ese espíritu de eterna juventud que todos tenemos.

¿Hay temas que le inspiran especialmente? 
Nada y todo en general. Normalmente siempre escribes con el peso de las circunstancias, por ejemplo hace años con el hundimiento del “Prestige” en Galicia y el chapapote en las playas, o cuando veo el mar lleno de basura y bolsas de plástico. Estamos acabando con la vida, con el planeta, y eso lo llevamos también a otros espectros, por ejemplo, con los inmigrantes. Estamos rechazando a quien huye de otros lugares del mundo. No sabría decir por qué escribí este poemario pero estoy satisfecha de haberlo hecho y espero que a alguien le pueda servir como inspiración para aportar un granito de arena a luchar contra las injusticias. 

¿Qué relación mantiene con Galicia? 
Vengo todos los veranos porque comparto una casa en Corme con amigos de Castilla, y en A Coruña ya presenté “El prisma en la mirada” con Xavier Seoane, que me acompañará hoy, junto a Ánxeles Penas y Olga Patiño. 

¿Le ha marcado algún autor gallego? 
Rosalía siempre y Valle-Inclán, un personaje excepcional del que se debería hablar más. Galicia es una tierra rica en cuanto a creación. l

Comentarios