miércoles 13.11.2019

Las empresas de A Grela estudiarán el tráfico para exigir planes concretos

El colectivo pretende avanzar el trabajo para que se acepten demandas vinculadas al tránsito y las infraestructuras
La circulación en las calles del parque empresarial suele ser muy intensa durante las mañanas | patricia g. fraga
La circulación en las calles del parque empresarial suele ser muy intensa durante las mañanas | patricia g. fraga

La Asociación de Empresarios de Agrela ya ha mantenido una primera reunión con el concejal de Urbanismo, Vivienda, Infraestructuras y Movilidad, Juan Díaz Villoslada, para tratar de acelerar distintas actuaciones de mejora del polígono industrial y comercial, pero también prevé seguir trabajando por cuenta propia para demandar cuestiones concretas. El colectivo iniciará en breve su propio estudio sobre el tráfico rodado analizando distintos parámetros para componerse un mapa de la realidad sobre la que hay que actuar.

La gerente de la Asociación de Empresarios de Agrela, Teresa Firvida, explica que el compromiso propio que ha adquirido para lo que queda de año la agrupación es “hacer un proyecto nuestro de movilidad”. Para no depender de los tiempos de las administraciones, pero siempre abiertos al diálogo con estas, los empresarios realizarán una prospección de dónde se producen las mayores dificultades de circulación y por qué razones se dan.

Igualmente preguntarán a los miles de trabajadores de las compañías con presencia en el parque empresarial a qué horas suelen entrar y salir de trabajar y, en consecuencia, en qué momentos sufren más atascos o tráfico lento o que cantidad media de coches hay a diario, sin contar a los visitantes ocasionales.

Parámetros fiables

“Nuestro objetivo es tener una base con datos y un censo reales para estudiar las necesidades de los trabajadores y hacer demandas al respecto”, aclara Firvida.

En función del contenido que consigan en el estudio del polígono pedirán más líneas de autobús o más frecuencias, o incluso cambios en el trazado para incluir paradas en zonas menos conectadas por el transporte público. También se abre la posibilidad de que se demanden aparcamientos disuasorios, entre otras cuestiones.

Esta iniciativa busca ahorrar trabajo a las administraciones para que atiendan antes las reivindicaciones pero también contar con informes que les ayuden a trabajar de manera interna. De hecho, el plan director (que ha admitido cambios en estos años y para el que quieren la “validación” del Gobierno municipal) requirió un estudio previo del entorno para descubrir las prioridades. Una de ellas sería, como han dicho en varias ocasiones, crear rotondas en la avenida de Finisterre.

Comentarios