miércoles 28/10/20

Los Empresarios de A Coruña reiteran su apoyo a Antón Arias como líder del sector en Galicia

El comité ejecutivo de la Confederación de Empresarios de A Coruña (CEC) salió ayer al paso de las peticiones de dimisión hacia el presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG)

Los empresarios coruñeses comparecieron ayer por la tarde | castaño
Los empresarios coruñeses comparecieron ayer por la tarde | castaño

El comité ejecutivo de la Confederación de Empresarios de A Coruña (CEC) salió ayer al paso de las peticiones de dimisión hacia el presidente de la Confederación de Empresarios de Galicia (CEG), Antón Arias. Tras surgir rumores de que ya no contaría con el apoyo de la patronal provincial, su presidente, Antonio Fontenla, defendió que la confianza en el representante sigue siendo total.
La junta directiva de la Confederación de Empresarios de Ourense exigió, ayer, “por unanimidad” la dimisión del presidente de la CEG, Antón Arias, por un supuesto posicionamiento favorable a una consulta pactada entre Cataluña y el Estado al entender que “se aparta” de la línea de consenso empresarial. Así se sumaron a las reclamaciones surgidas desde la patronal de Pontevedra. No obstante, el malestar por esas declaraciones hizo que también la Confederación de A Coruña hablase.


El presidente provincial, Antonio Fontenla, compareció por la tarde respaldado por el comité ejecutivo de la organización para puntualizar que las palabras de Arias fueron a título personal, pues ya se había hecho un comunicado autonómico consensuado en las cuatro provincias. Por ello aseguró que en A Coruña no están de acuerdo con que el empresario deba abandonar su cargo al frente de la CEG. “La CEC mantiene su total apoyo al presidente de la CEG”, afirmó Fontenla, pues desde otras patronales se aseguraba lo contrario. “Antón Arias es miembro de esta casa, esta asociación propuso a este candidato y el respaldo se sigue manteniendo sin ningún tipo de fisuras”, incidió.
Ya había un compromiso
De esta manera se desmarcaron por completo de las críticas surgidas desde el sur de Galicia por el asunto catalán, pero que no son nuevas ya sean unos u otros los temas de enfrentamiento que existen en el seno de la CEG.
Pese a ese malestar, Arias fue el único candidato a hacerse cargo de la entidad cuando otras voces apuntaban a la posibilidad de crear una presidencia rotatoria, que desde aquí no vieron como la opción más adecuada, como recordó ayer Fontenla. El afectado ya se comprometió a poner su cargo a disposición de la asamblea cuando se den un par de pasos en la mejora económica y de estatutos del colectivo.
Interrogado sobre la situación en la que permanece la entidad y si su líder se verá forzado a dejar el puesto, Fontenla dijo: “Somos más los que lo apoyamos que los que quieren que dimita y, si quiere, seguirá pero habrá que buscar una solución de consenso”.

Comentarios