• Viernes, 17 de Agosto de 2018

La empresa larachesa Artefogo buscará la vuelta al origen con los fuegos de la Batalla Naval

Una empresa gallega, más concretamente de A Laracha, volverá a hacerse cargo de lanzar los fuegos de la Batalla Naval en la noche de este martes.

La empresa larachesa Artefogo buscará la vuelta al origen con los fuegos de la Batalla Naval
El espectáculo del año pasado congregó a cientos de vecinos | javier alborés
El espectáculo del año pasado congregó a cientos de vecinos | javier alborés

Una empresa gallega, más concretamente de A Laracha, volverá a hacerse cargo de lanzar los fuegos de la Batalla Naval en la noche de este martes. La pirotecnia Artefogo, que quiere recrear una especie de “volta ás orixes”, ya trabaja con los plazos muy justos, dado que no supo hasta esta semana que se encargaría del espectáculo de 25 minutos.
El responsable de Artefogo, Manuel Cernadas, cuenta que se presentaron a una licitación de 40.535 euros (con el IVA incluido) y que no fue hasta este mismo martes cuando el Ayuntamiento les informó de que habían sido adjudicatarios del contrato. Como los fuegos se lanzarán el día 14 a las 23.00 horas, los operarios apuran las horas para tener todo listo porque “é difícil e un pouco estresada a organización, o deseño, a infraestrutura...” pero Cernadas no tiene duda de que los “miles de puntos de luz” estarán a tiempo.
Aunque cuando trabajaba en otra empresa ya tuvo la posibilidad de decorar el cielo coruñés por las fiestas de María Pita, es la primera vez que Artefogo consigue esta oportunidad, que surge además con su mayoría de edad. Por eso y porque desde hace años el Gobierno local no contaba con una empresa gallega, asegura que “é un orgullo poder encargarse dos fogos na casa e demostrar que a pirotécnia galega está ahí” y que es tan buena como cualquier compañía llegada desde otros puntos del país.
El objetivo final de la larachesa es que el espectáculo “guste” y para ello quiere trasladar a muchos coruñeses a su juventud o su infancia. “Imos facer un espectáculo colorido pero tamén unha Batalla volvendo ás orixes”, dice el empresario. Preguntado sobre a qué se refiere aclara que “hai máis de 20 anos eses disparos daban prioridade á cor pero tamén ao sonido, como se fose un bombardeo de verdade” y ahora quieren dar la sensación de contienda real y no limitarse al color.
Para ello, doce operarios montarán las tracas de fuegos en los sitios habituales pero obviando la típica lancha en medio de la bahía pues la idea es lanzar los explosivos con cañones desde la costa para que las combustiones se produzcan sobre el mar. l