Empiezan los trabajos previos a las obras de rehabilitación de las cubiertas del estadio de Riazor

Los trabajos previos a la rehabilitación de la cubierta del estadio de Riazor comenzaron ayer por la mañana con operarios actuando en la zona próxima a la Deportienda.

Empiezan los trabajos previos a las obras de rehabilitación de las cubiertas del estadio de Riazor
Los operarios trabajaron en la zona cercana a la Deportienda | pedro puig
Los operarios trabajaron en la zona cercana a la Deportienda | pedro puig

Los trabajos previos a la rehabilitación de la cubierta del estadio de Riazor comenzaron ayer por la mañana con operarios actuando en la zona próxima a la Deportienda.
Estas labores son imprescindibles para preparar la reforma de las uralitas y se prolongarán durante varias jornadas hasta que todo esté listo para encarar la parte central de la actuación.
Durante toda la mañana una grúa estuvo actuando en la zona próxima a la esquina en la que se unen las gradas de Tribuna y Pabellón.
La presencia de la grúa en Manuel Murguía provocó el corte de un carril en esta vía en sentido hacia la rotonda de las Esclavas, aunque esto no conllevó problemas de circulación.
Fuentes municipales indican que estos trabajos se desarrollarán durante varias jornadas y que la parte principal de la reforma comenzará en las próximas fechas, aunque sin concretar un día.
En un primer momento se había explicado que estos trabajos previos comenzarían el 30 de abril y para mediados de este mes ya se afrontarían las obras de mayor volumen, aunque finalmente se ha empezado con un par de semanas de retraso.
El Deportivo disputó el pasado sábado su último partido de la temporada en Riazor y ahora se abre un período de aproximadamente tres meses en los que no habrá actividad en el recinto deportivo, plazo que se estipuló para llevar a cabo las obras.
La única cita que se suele llevar a cabo durante el verano en Riazor es el Trofeo Teresa Herrera, que en esta ocasión tendrá que ser pospuesto y recientemente Xulio Ferreiro explicó que están en conversaciones con el Deportivo para encontrar una nueva fecha en la que sea posible su desarrollo, ya que no se contempla que se celebre en otro lugar.
El proyecto, que finalmente cuenta con un presupuesto de alrededor de 7 millones de euros, uno de los cuales será aportado por la Diputación, prevé que las cubiertas de las gradas de Tribuna y Preferencia (los laterales del estadio) sean reemplazadas ya que son las más antiguas. Mientras tanto, en las de Pabellón y Marathón se llevarán a cabo labores de acondicionamiento debido a que son más recientes que las otras.
La previsión es que en estos tres meses se lleven a cabo los trabajos y así las cubiertas del estadio estén renovadas para el inicio del próximo campeonato liguero.

Larga espera
El anterior equipo de gobierno había adjudicado un proyecto de reforma de las cubiertas, pero finalmente se produjo una rescisión del acuerdo entre el actual Gobierno local y la empresa adjudicataria y se planteó una nueva intervención.
A comienzos del mes de febrero del año pasado un fuerte temporal que asoló la ciudad provocó importantes daños durante la madrugada en la cubierta de Riazor en la zona de Pabellón y esto provocó que se aplazase un partido del campeonato de liga contra el Betis.
Posteriormente, otros temporales en los últimos meses también provocaron daños en la estructura incluyendo la caída de algunas piezas de uralita a la calle, aunque no conllevaron mayores consecuencias ni heridos, pero que provocaron que se tuviesen que realizar labores de mantenimiento.