miércoles 23/9/20

Empiezan las obras del colegio de Novo Mesoiro, que durarán 18 meses

La Consellería de Educación espera que la instalación pueda estar lista para el inicio del curso de 2020

El colegio se ubica en la parcela en la que antes estaban los huertos urbanos | pedro puig
El colegio se ubica en la parcela en la que antes estaban los huertos urbanos | pedro puig

Los trabajos de construcción del colegio de Novo Mesoiro ya están en marcha y se prolongarán durante un año y medio, por lo que la previsión es que la instalación pueda estar lista para el curso académico que comenzará en otoño del próximo año.

Desde ayer varias máquinas como excavadoras o camiones se encuentran trabajando en el lugar, que antes estaba ocupado por huertos urbanos, en lo que son las primeras actuaciones después de que hace varias semanas se llevasen a cabo tareas de acondicionamiento de la parcela. La semana pasada se firmó el acta de replanteó, el último trámite que faltaba para poder empezar.

La intención de la Consellería de Educación era que el centro educativo pudiese estar listo para el próximo curso académico, pero los plazos de ejecución hacen que esta sea una tarea muy complicada. Uno de los motivos que propició el retraso en las previsiones fue la tramitación de la licencia municipal para poder construir el colegio, que fue otorgada el pasado mes de noviembre después de trece meses de espera.

El Colegio de Educación Infantil y Primaria de Novo Mesoiro es la manera de la Xunta de dar respuesta a una demanda de este barrio, que es el que tiene una tasa de natalidad más elevada. 


Hasta ahora, los estudiantes de estos ciclos de esta zona de la ciudad tenían que desplazarse a otros centros como el Alborada o el Manuel Murguía, que están en los barrios de Elviña y Feáns, respectivamente.

Instalaciones
El colegio que cubrirá los ciclos de Educación Infantil y Primaria en Novo Mesoiro contará con una capacidad total para 450 alumnos, que se distribuirán entre las seis aulas que habrá para el primero de ellos, mientras que para el segundo serán el doble de clases. 


La obra de este centro educativo fue adjudicada por 3,8 millones de euros. Además de las aulas principales, en las instalaciones educativas habrá otros espacios como cuatro clases destinadas a actividades complementarias, biblioteca y aulas de informática y música.


Una parte del centro educativo estará destinada al servicio de comedor, para el que reservan 232 metros cuadrados aunque con la posibilidad de ampliación si fuese necesario para atender a la demanda de los escolares.

La práctica deportiva también está asegurada ya que el proyecto incluye la construcción de un gimnasio y de una dos pistas polideportivas, una de las cuales contará con una cubierta para poder utilizarse también en los días de lluvia.

Comentarios