lunes 21/9/20

El rumor de lo sucedido provocó la alarma entre los padres con hijos en un local infantil cercano

  A primera hora de la tarde del sábado, cuando todavía nadie sabía con certeza lo que estaba ocurriendo, por las calles de Os Mallos corrían toda clase de rumores. La noticia de que un hombre armado había tomado a unos niños como rehenes intranquilizó a todo el mundo, pero hizo cundir el pánico entre los padres que tenían a los niños en un local para fiestas infantiles, que se encontraba a escasos metros del lugar donde realmente se desarrollaron los hechos. Los niños del “Tras, tras”, como se llama el establecimiento, estaban totalmente a salvo, pero los padres no se sintieron totalmente tranquilos hasta que los policías les permitieron franquear el cordón y reunirse con sus pequeños.

Ponferradino > Lo mismo le ocurrió a José Rodríguez. Este ponferradino de 50 años, casado con la domicana Sandra Romero desde hace dos años, vive en el piso donde tuvieron lugar los hechos, pero se encontraba en el bar de Romero, que se encuentra en O Ventorrillo, viendo el encuentro del Deportivo por televisión. Solo descubrió lo que estaba ocurriendo por la llamada que recibió de la Policía. Cuando llegó al lugar de los hechos descubrió que todo había acabado felizmente, aunque tardó en recuperarse de la impresión.