lunes 25.05.2020

El Puerto ha perdido un 16,5% de sus barcos pesqueros en los últimos ocho ejercicios

El Puerto ha ido progresivamente perdiendo buques de pesca desde 2004. En estos ocho años ha rebajado un 16,5% el número de barcos que apostaban por A Coruña como puerto base, aunque esta situación no se debe tanto a que se hayan trasladado a otros muelles, si no a una disminución paulatina del número de embarcaciones.

la flota coruã±esa amarra en la marina y el puerto de oza	javier alborã©s
la flota coruã±esa amarra en la marina y el puerto de oza javier alborã©s

El Puerto ha ido progresivamente perdiendo buques de pesca desde 2004. En estos ocho años ha rebajado un 16,5% el número de barcos que apostaban por A Coruña como puerto base, aunque esta situación no se debe tanto a que se hayan trasladado a otros muelles, si no a una disminución paulatina del número de embarcaciones.

Actualmente en la ciudad hay 111 barcos registrados –los datos son del día 20–, lo que le sitúa como el quinto puerto de la provincia. Por delante está Ribeira con 262 buques, que aún así cae un 28,4% en los últimos años. Lo mismo le sucedió a Rianxo, que hoy cuenta con 200 naves, pero en 2004 llegaba a las 285.

Pero el primer puesto lo ocupa Noia con hasta 427 buques y precisamente este es el único muelle en aumentar su registro –estaba en 378– en los últimos años junto al de Ferrol. La ciudad departamental pasó de 85 barcos hace ocho ejercicios a 109 este mes. Por último, también por delante de A Coruña, está Carreira-Aguiño con 114 buques. Este muelle ha ido ganando y perdiendo buques progresivamente de tal modo que prácticamente se queda en la misma cifra que en 2004, 116 barcos. Su pico en cambio fue en 2005 con 133 y en 2009 aún contaba con 122.

Aunque estos barcos tienen como puerto base otras radas, muchos comparten las mismas y venden en la lonja coruñesa. De hecho, si algo ha permitido aumentar considerablemente las descargas de pescado fresco y marisco en El Muro en los últimos años ha sido que se ha logrado atraer a buques que tradicionalmente vendían en otros mercados.

artes

La disminución de barcos no distingue de tipos de pesca, al menos en A Coruña. Todos las artes pierden buques con la excepción del enmalle que aumentó –se incluyen en este apartado los trasmallos y las betas–. Si en 2004 contaba con una treintena de barcos, a día de hoy se llega a los 35 al ir aumentando progresivamente.

Por detrás de las artes menores, la flota más importante, aunque ya muy alejada en número es el cerco con 72 barcos que eran 84 en 2004. Le sigue con 54 buques el arrastre del Cantábrico noroeste –66 hace ocho años– y ya muy lejos aparece el enmalle y el palangre de fondo con 21.

Por tanto, la principal flota es aquella que pesca en el caladero nacional y le siguen luego los 18 buques que operan en aguas internacionales. Son 11 de palangre de superficie, cinco de arrastre y dos de cerco. Por último, para las pesquerías comunitarias hay 16 naves inscritas en el registro de A Coruña, según los datos que proporciona la Xunta. Siete se dedicarían al arrastre y nueve al palangre.

Comentarios