sábado 26/9/20

El PSOE diseña un plan para que desempleados tomen el relevo de comerciantes a punto de jubilarse

El grupo municipal socialista presentará en el próximo pleno una moción para desarrollar un programa de formación tutelada para que comerciantes en edad próxima a la jubilación sumerjan en el negocio a jóvenes sin experiencia para que estos puedan asumir el traspaso de su negocio.

silvia longueira expuso ayer el programa, que surge de una de las reuniones de reiniciacoruña	quintana
silvia longueira expuso ayer el programa, que surge de una de las reuniones de reiniciacoruña quintana

El grupo municipal socialista presentará en el próximo pleno una moción para desarrollar un programa de formación tutelada para que comerciantes en edad próxima a la jubilación sumerjan en el negocio a jóvenes sin experiencia para que estos puedan asumir el traspaso de su negocio.

El programa, que ayer presentó la edil Silvia Longueira, propone la creación de una bolsa de establecimientos cuyos propietarios estén en edad cercana al retiro, que se ofrecerían a jóvenes o mujeres en paro interesados en abrir un negocio. De este modo –plantean desde el PSOE– personas sin experiencia trabajarían mediante un sistema de “becas” en negocios que están abiertos y funcionando, lo que les permitiría conocer a los proveedores, los clientes y el funcionamiento del propio local.

“Hemos detectado en el comercio local una masa importante de personas que están a punto de jubilarse”, informó Longueira, quien destaca que este proyecto serviría para “garantizar el relevo generacional en el comercio”.

colaboración municipal

La propuesta contempla una primera fase, que requiere de la colaboración del Ayuntamiento. Contemplaría la puesta en marcha del programa de formación y tutela, que permitiría a los profesionales propietarios del negocio formar a los que después serán sus sucesores, personas en paro interesadas en la actividad comercial que se comprometan a hacerse cargo del traspaso en el momento de la jubilación.

Ese programa formativo tendría, según las previsiones de los socialistas, una duración de entre seis meses y un año, tiempo en el que, además de la formación, se permitiría que el negocio tuviese continuidad, sin cerrar en ningún momento las puertas al público y dando empleo a sus responsables.

La propuesta que hacen desde el grupo municipal del PSOE implica a los servicios de empleo municipales: estos serían los encargados de analizar el contenido del plan de formación y evaluar de forma periódica sus resultados. También, el programa contaría con una sección de formación teórica sobre aspectos como la gestión comercial o la contabilidad de al menos cinco horas semanales.

Para sostener este período de formación, los socialistas proponen dotar a los participantes con una beca similar a las existentes en otros ámbitos. Los comerciantes, por su parte, firmarían un convenio con el Ayuntamiento, que fijaría las condiciones, horarios y contenidos del plan.

Comentarios