jueves 26/11/20

El Plan General supera el examen final de la Xunta y entrará en vigor en abril

El nuevo Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) cuenta con el visto bueno definitivo de la Xunta. El conselleiro de Infraestructuras, Agustín Hernández, firmó ayer la orden de aprobación del texto que marcará el urbanismo de la ciudad de los próximos doce años.
encarnación rivas, agustín hernández, carlos negreira, martín fernández prado y belén do campo, ayer en el palacio municipal
encarnación rivas, agustín hernández, carlos negreira, martín fernández prado y belén do campo, ayer en el palacio municipal

Cinco años y cuatro meses. Es el tiempo que duró la tramitación del Plan General de Ordenación Municipal (PGOM) diseñado por el urbanista catalán Joan Busquets, y que ayer recibió el visto bueno definitivo de la Xunta, paso imprescindible para su próxima entrada en vigor, prevista por el Ayuntamiento para la primera semana de abril.

Hernández firmó ayer la orden de aprobación de un texto que empezó a tramitarse en octubre de 2007

El conselleiro de Infraestruturas, Agustín Hernández, se desplazó ayer hasta A Coruña para firmar en María Pita con el alcalde, Carlos Negreira, la orden de aprobación “íntegra” del documento, ideado para regir el urbanismo de la ciudad de los próximos doce años. La versión que autorizó la Xunta es la aprobada por el gobierno local en el pleno del 26 de diciembre, y en la que se introdujeron cambios con respecto al documento ratificado por el equipo de Negreira en la sesión del 6 de agosto.

Pese a contar con el visto bueno de Infraestructuras, al PGOM todavía le falta algún detalle. El Ayuntamiento deberá redactar ahora un nuevo texto refundido en el que se introduzcan las modificaciones exigidas por la Xunta en los últimos dos meses. Según el alcalde, se trata de “cambios absolutamente menores”. “Son concreciones materiales que no innovan ni modifican lo sustancial del plan”, insistió el primer edil.

Tal y como explicó el teniente de alcalde de Infraestructuras, Martín Fernández Prado, presente ayer en el encuentro en el palacio municipal –al que también asistieron la delegada de la Xunta, Belén do Campo, y la secretaria xeral de Urbanismo, Encarnación Rivas–, se trata de “matices” para una mejor “coordinación” de los diferentes volúmenes que componen el PGOM. Como ejemplo, Prado citó la eliminación en la versión de diciembre de la posibilidad de establecer gasolineras en las zonas verdes, un párrafo que no se había suprimido de todos los documentos que completan plan.

Una vez listo el texto definitivo, que, según los plazos del alcalde, debería estar en unos días, éste se remitirá para su publicación en los diferentes boletines. De esta forma se cerrará la tramitación del documento, iniciada en octubre de 2007 para sustituir al Plan General de 1998.

Tanto Hernández como Negreira hablaron de “tiempo récord” a la ahora de aprobar de forma completa el Plan General. Especialmente satisfecho se mostró el conselleiro, que asegura que A Coruña se suma ahora a las grandes ciudades gallegas con sus planeamientos adaptados a la normativa vigente.

Comentarios