viernes 15/1/21

El pintor Manuel Brandariz muestra su colección de gestos sobre el lienzo en el Sporting Club Casino

El Sporting Club Casino acoge hasta el día 30 la colección de retratos que Manuel Brandariz fue juntando en los últimos años. Son un puñado de gestos que el pintor robó de fotografías.

brandariz en el sporting casino
brandariz en el sporting casino

El Sporting Club Casino acoge hasta el día 30 la colección de retratos que Manuel Brandariz fue juntando en los últimos años. Son un puñado de gestos que el pintor robó de fotografías. De personajes conocidos como el exalcalde Francisco Vázquez, al que quiso sacar con su mítica chaqueta de punto beige, y de Juan Carlos Valerón, que no mira de frente porque, en realidad, está buscando la forma de colocar la pelota a un compañero.

Sin embargo, el creador combina rostros famosos con los de sus familiares y, de esta forma, pinta la expresión de su padre fallecido y la de su sobrino y los intercala con el guiño amigo de otros profesionales como el periodista Andrés Ríos, que aparece rodeado de papeles.

En la sala, un total de once retratos vigilan al curioso. Entre ellos, se cuela un dibujo de James Dean, que “tenía un perfil interesante”, dice el pintor, al igual que el resto, porque la única condición que les pide a sus modelos es que tengan una expresión genuina. Es por eso que la exposición “Retratos al óleo por M. Brandariz” se compone de poses verdaderas, porque al creador nunca se le ocurriría mentirle al lienzo. Brandariz asegura que inventarse un rasgo o una mueca diferente sería engañar al personaje y al propio receptor.

Por eso, el género exige mucho tiempo y uno no se puede escapar de la realidad. Manuel afirma que tiene que ser fiel. Durante dos meses y medio, que es lo que tarda en perfilar un nuevo protagonista. A pesar del esfuerzo, Brandariz confiesa que el retrato engancha hasta tal punto de que si se fija en el lienzo, esta forma de crear sale sola.

Comentarios