domingo 25.08.2019

El Entroido coruñés se pasea con sus mejores galas

Más de mil personas participaron en el desfile donde triunfaron “Somos o que somos” y “Tarde, mal y arrastro”
Decía Chueco, de la comparsa Batuki, poco antes de que comenzara la fiesta que no iban a ir de nada más que de Carnaval, que no tiene nombre ni fronteras.
el entroido coruñés se pasea con sus mejores galas
el entroido coruñés se pasea con sus mejores galas

Decía Chueco, de la comparsa Batuki, poco antes de que comenzara la fiesta que no iban a ir de nada más que de Carnaval, que no tiene nombre ni fronteras. Una condición que confirmaban ayer los cerca de mil participantes en el desfile organizado por el Ayuntamiento. Donde las Barbies eran de carne y hueso y viajaban en vespa y deportivo y los de Feáns optaban por ir a caballo.

Desde Sánchez Bregua a la avenida de la Marina, las 50 comparsas regalaron a los coruñeses un festival de colores y alegría. La misma que pronosticaban Kilomberos los días previos. El colectivo, que aseguraba que para esto del Entroido había que tener espíritu, marchó sobre el asfalto a modo de bosque.

Los integrantes vestidos de ninfas y duendes tuvieron a su lado una compañía muy especial. La de los de la asociación Aspronaga en una cita a la que los de Pantaleón se presentaron vestidos de odaliscas con trajes muy vistosos, cada uno customizado a su manera, y donde Batuki se movió a ritmo de capoeira. Encabezados por un zancudo.

Mientras, un ejército de Barbies mostraban sus especialidades a los curiosos y si una aparecía con la motosierra en ristre, la otra se subía con Ken a un coche descapotable. Junto a la Barbie en vespino y la que iba en mountain bike. Desde vaqueros a los mejores dibujos animados, pasando por vikingos y damas antiguas, el evento congregó a una multitud de personajes que no quisieron perder la ocasión de pasearse con sus mejores galas.

Así fue como un grupo de sesenteros brillaron sobre la carretera a golpe de Abba con pasos de coreografías que hasta los más bajitos calcaban. Seguidos de una asociación de vecinos, la de Feáns, que decidió colocar un tambor de la lavadora a modo de asador de chorizos a la vez que sus miembros echaban la partida de cartas.

Y si el grupo Los lumbreras de A Coruña le hacía un homenaje a los payasos de la tele y repasaba con mandilón todos sus hits, la señora crisis aparecía en escena con los mejores titulares que brindó a la prensa. Y los billetes que se fueron a Suiza. Para repartir caramelos y dulces a los más pequeños y acabar la fiesta con la orquesta Costa Oeste en María Pita y una sesión de fuegos artificiales.

El la categoría de vestuarioganaron las Donna Summer de “Tarde mal y arrastro”, seguidas de las Barbies de “Somos o que somos” y “Robotmanía”. En carrozas, O lar da Barbie de “Somos o que somos se impuso a Los locos años 60 de “Os Subterráneos” y a la de Lucky Luke llegada desde la asociación Feáns-O Freixo. La noche acabó con verbena y fuegos artificiales.

Comentarios