• Miércoles, 20 de Junio de 2018

El comité de Albada exige que el alcalde se involucre en el conflicto

Algo más de medio centenar de personas participaron ayer en la manifestación convocada por los trabajadores de Albada en contra del despido de once compañeros

El comité de Albada exige que el alcalde se involucre en el conflicto
Un grupo de trabajadores se manifestó ayer por las calles de la ciudad	quintana
Un grupo de trabajadores se manifestó ayer por las calles de la ciudad quintana

Algo más de medio centenar de personas participaron ayer en la manifestación convocada por los trabajadores de Albada en contra del despido de once compañeros en la planta de tratamiento de residuos de Nostián. El colectivo, que exigió ayer que se readmita a los trabajadores, además de instar a la empresa a negociar el convenio colectivo, salió a la calle y recorrió buena parte de la ciudad desde la avenida de Finisterre hasta la plaza de María Pita.
La comitiva salía al filo de las diez de la mañana desde el centro de salud de O Ventorrillo y tras pasar por la plaza de Pontevedra, han llevado sus protestas ante el Ayuntamiento. Frente a las puertas del palacio municipal, los trabajadores han exigido al alcalde, Carlos Negreira, que mediara en el conflicto y han avanzado que convocan a toda la plantilla a secundar la huelga indefinida que han fijado para el próximo domingo, día 28.
Durante toda la marcha, una de las trabajadores ha ido encabezando la protesta portando un sanitario en el que se podía leer “A merda queda aquí e os cartos para Madrid” en alusión al mal tratamiento de residuos que se estaría produciendo en planta coruñesa. Los trabajadores denuncian que el despido de estos compañeros hace imposible que el trabajo se desempeñe como debiera. Consideran que faltan los medios humanos necesarios para que la basura se trate correctamente en Nostián.

vecinos
Por ello, piden la implicación del poder municipal en el conflicto. El presidente del comité de empresa, Xosé Manuel Vilariño, explicaba ayer que “el Ayuntamiento tiene que mediar en el problema porque hemos convocado una huelga desde el próximo domingo a las 21.45 de forma indefinida y, si no media, los ciudadanos de A Coruña serán los grandes perjudicados en este conflicto”. El representante de los trabajadores cree que es competencia del alcalde tomar parte en las negociaciones entre empresa y empleados.
Por su parte, el alcalde pedió que el conflicto entre los trabajadores de Albada y la dirección empresa concesionaria no afecte a los vecinos. Negreira respondía así ante el enuncio de la huelga indefinida en el servicio, e insistió en que la prioridad para el gobierno local es que la concesionaria preste un servicio de “calidad”, por el que paga siete millones de euros. El regidor coruñés confía en el que la negociación entre trabajadores y empresa fructifique para que las protestas no afecten a los vecinos.
Mientras, los trabajadores mantienen desde hace días una acampada indefinida frente a las instalaciones de la compañía para exigir la readmisión de los compañeros despedidos y para exigir condiciones para mejorar el tratamiento de residuos.