sábado 16/1/21

El Eixo Atlántico aguarda que el nuevo alcalde mantenga viva la presencia de A Coruña en la unión

A Xulio Ferreiro se le acumulan los temas pendientes sobre la mesa de su previsible nuevo despacho en María Pita. El nuevo alcalde, que si se cumplen los pronósticos será investido hoy, deberá estar presente en la comisión ejecutiva del Eixo Atlántico que se celebra el próximo viernes en Portugal.

El secretario general del Eixo Atlántico, Xoán Vázquez Mao, y el alcalde saliente, Carlos Negreira           quintana
El secretario general del Eixo Atlántico, Xoán Vázquez Mao, y el alcalde saliente, Carlos Negreira quintana

A Xulio Ferreiro se le acumulan los temas pendientes sobre la mesa de su previsible nuevo despacho en María Pita. El nuevo alcalde, que si se cumplen los pronósticos será investido hoy, deberá estar presente en la comisión ejecutiva del Eixo Atlántico que se celebra el próximo viernes en Portugal. Tras la dimisión de Carlos Negreira como presidente de turno del organismo, este confía en que el nuevo Gobierno municipal de A Coruña quiera mantener las buenas relaciones y afianzar la posición de la ciudad en el conjunto de la eurorregión Galicia-Norte de Portugal.
“Llamaremos a Ferreiro después de su toma de posesión para que asista a la ejecutiva en Viana do Castelo”, confirma el secretario general del Eixo, Xoán Vázquez Mao. Según él, la pretensión es que el regidor entienda la organización como “su propia casa”.
Además, precisamente el viernes 19 se votará al sucesor de Carlos Negreira al frente del grupo, dado que actualmente las funciones de la presidencia han recaído sobre el vicepresidente Ricardo Rio, el alcalde de Braga. De hecho, en todas las quinielas se contempla que Rio sea elegido nuevo presidente de manera oficial.
Independientemente de las decisiones más inmediatas, en el Eixo temen que, como en cualquier otro cambio de Gobierno, la vinculación de A Coruña a la eurorregión se pueda resentir.
Desde Marea Atlántica todavía no han aclarado su postura a este respecto, por lo que incluso cabe la posibilidad de solicitar la baja del colectivo. No obstante, Vázquez Mao pone en duda que eso pueda ocurrir.
“Para ser un ámbito de influencia y jugar un papel importante en Europa, no solo para conseguir subvenciones, es necesario estar dentro de esta estructura”, resume. Es más, afirma que la inclusión de la ciudad dentro del Eixo está generando un efecto llamada para la recepción de turistas portugueses.
“Asumir una política aislacionista como había antes sería un tanto suicida: Negreira puso a A Coruña en el mapa”, subraya el secretario general.

Comentarios