Eduardo Mendicutti | “La lucha de las mujeres por conquistar sus derechos fue clave para el colectivo homosexual”

El escritor Eduardo Mendicutti estuvo ayer en la UNED en la clausura de la edición número catorce de los “Encuentros con escritores” hablando sobre su libro más reciente, “Malandar”.

Eduardo Mendicutti | “La lucha de las mujeres por conquistar sus derechos fue clave para el colectivo homosexual”
El autor comentó la obra junto a Javier Pintor y Xavier Seoane | Javier alborés
El autor comentó la obra junto a Javier Pintor y Xavier Seoane | Javier alborés

El escritor Eduardo Mendicutti estuvo ayer en la UNED en la clausura de la edición número catorce de los “Encuentros con escritores” hablando sobre su libro más reciente, “Malandar”.


Según el propio escritor, “Malandar” es “una historia de amistad, entre dos chicos y una chica que empieza cuando son niños y termina con 60 años”. Pero no solamente es la amistad la protagonista, es “una historia de amistad amorosa y de amores que discurren por debajo de esa amistad”, asegura Mendicutti.
Al mismo tiempo, es una historia “de fidelidad a un lugar, Malandar”. Los tres chicos fantasean con la idea de construir ahí precisamente “una casa para los tres, como una propuesta vital no precisamente convencional”.


Los dos chicos se buscan y se rehúyen a lo largo de toda la historia. El narrador se va a vivir fuera, pero “regresa periódicamente para que no se le escape esa historia de amistad, y el propio Malandar”. Pero el autor confiesa luchar contra la melancolía. “Me parece un sentimiento peligroso. Yo prefiero hablar de celebración de lo vivido, ya que eso lleva a una evocación risueña de lo que se ha vivido. Lamentar lo perdido lleva a la pesadumbre”, afirma.

Aunque el protagonista pueda tener mucho parecido con Mendicutti, el escritor asegura que “la obra no es literalmente autobiográfica, pero si es emocionalmente”. En esta historia está “todo lo que yo he sentido, cuento cosas que se basa en hechos auténticos, pero sobre todo en mis emociones. En todo lo deseado, lo soñado y lo compartido.

Mendicutti asegura que lo que le llevó a escribir esta historia es que “quería contar una historia en la que una mujer ocupara un papel importante”. Porque asegura “haber escrito novelas en las que los homosexuales son protagonistas, pero en la vida de muchos gays la mujer es fundamental”.

“Las luchas de las mujeres por conquistar sus derechos y por conquistar la igualdad ha sido clave para todo el colectivo homosexual en su misma lucha por conseguir la igualdad de derechos”, comenta.

En este sentido, no entiende que el colectivo LGTB, tras haber conseguido gozar de muchos derechos que les pertenecían, “tenga que someterse y ser sumisos respecto a lo que los heterosexuales puedan establecer como obligatorio para ser respetables”. Por eso la gran protagonista es “una historia de amor a tres, rompiendo con los convencionalismos”.

Desde su propia experiencia, Mendicutti cuenta que le censuraron su “primera novela cuando yo tenía 24 años porque había un personaje homosexual”. Así, afirma que hubo que luchar por muchas cosas “dentro del mundo literario, editorial y del civil evidentemente”. Asegura que el país “ha cambiado de una manera notable” pero “todavía queda mucho por recorrer”, “no es que yo crea que ya está todo conseguido”.