jueves 3/12/20

Dos aviones llegados de Valencia y Girona se unen al dispositivo de búsqueda de los cuerpos

Por cuarto día consecutivo, la ensenada del Orzán fue el escenario de un gran despliegue en el que participaron en la búsqueda de las tres personas desaparecidas en el mar durante la madrugada del viernes:
Las embarcaciones recorrieron durante horas las aguas de la ensenada del Orzán 	quintana
Las embarcaciones recorrieron durante horas las aguas de la ensenada del Orzán quintana

Por cuarto día consecutivo, la   ensenada del Orzán fue el escenario de un gran despliegue en el que participaron en la búsqueda de las tres personas desaparecidas en el mar durante la madrugada del viernes: Durante todo el día, los buzos buscaron los cuerpos de los dos agentes de la Policía Nacional y el estudiante eslovaco por toda la península coruñesa. Por ejemplo, en el Millennium, a donde los hombres rana fueron a comprobar el avistamiento de unos bultos sospechosos en el agua por parte de unos transeúntes. En total, 25 hombres que se zambulleron en las aguas heladas en busca de los cuerpos. Los últimos en retirarse fueron los miembros del servicio de Bomberos, que salieron de las aguas que bañan la Torre a las tres de la tarde.
 “Tenemos como media docena de falsas alarmas cada día”, comentaron los servicios de emergencia. Pero, a pesar del cansancio acumulado desde el pasado viernes,  los cien efectivos de los que consta el dispositivo comprobaron todos y cada uno de ellos. Por la tarde surgió otra alarma en la zona de la cetárea, donde alguien había visto unas ropas rojas flotando en las olas y nuevamente se desplazó hasta allí el dispositivo, esperando poder rescatar los restos de Tomas Velicky, de 23 años, o de cualquiera de dos de los tres agentes del 091 que murieron tratando de rescatarle: Rodrígo Maseda Lozano, de 36 años o José Antonio Villamor, de 34.
Sin embargo, resultó ser una nueva decepción y el dispositivo tuvo que continuar durante el resto del día. El “Helimer 2010”, la “Sasemar 102” y la “Salvamar Mirfak” de Salvamento Marítimo junto con embarcaciones de la Xunta, la Guardia Civil y Cruz Roja y un helicóptero de la DGT. Por tierra, miembros de la Policía Nacional y Protección Civil seguían el contorno de la costa.

Mal tiempo > Pero la falta de resultados tras varios días de intensa búsqueda hace pensar que los cadáveres fueron arrastrados por el océano en alta mar. Por eso, a pesar de que el dispositivo trazó un arco desde San Roque al a Torre de Hércules, Salvamento Marítimo ha ampliado el rastro desde las Sisargas hasta el cabo Prior. El buen tiempo permitió que la búsqueda se hiciera sin problemas, pero en el parte meteorológico indican un empeoramiento de las condiciones para el día de hoy, con cielos nublados y lluvia que conllevará un estado de la mar más agitado.
En realidad, lo más probable es que sus esfuerzos no den fruto hasta pasados unos días, cuando los cuerpos suban de forma natural a la superficie, algo que puede ocurrir o no dependiendo de su estado.
Pero los esfuerzos no cejan y los medios son cada vez más avanzados. Salvamento Marítimo incorporó ayer a las tareas de rastreo dos aeronaves: la avioneta “Serviola 303” y el avión “Sasemar 102”, dos sofistados aparatos de localización dotados de avanzada tecnología, y con base en Valencia y Girona respectivamente.

Comentarios